miércoles, 30 de abril de 2014

Limpia en Procuraduría de Michoacán; fuera 110 elementos

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: REDACCIÓN.

MÉXICO, D.F. (apro).- Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tomaron hoy las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Michoacán, a fin de “blindar” el proceso de depuración del personal que labora en la dependencia.

De acuerdo con la agencia Quadratín, esta mañana fueron despedidos 110 elementos, entre ellos una veintena de ministerios públicos a quienes se les notificó que no acreditaron los exámenes de control de confianza.

También fueron despedidos elementos de la Policía Ministerial de Investigación, de la Dirección de Servicios Periciales y Operativos, como parte de la depuración de los cuerpos policiacos y de procuración de justicia iniciado en la entidad.

Decenas de militares llegaron a las instalaciones de la PGJ estatal, ubicada en Morelia, y de inmediato se posicionaron en los puntos estratégicos de la institución, en tanto autoridades de la Fiscalía empezaron a notificar de las bajas.



La llegada de los militares causó confusión en la sede de la institución pero después se informó que no se trataba de un operativo de captura, sino una acción para “blindar” el proceso de despidos.

Los MP y elementos de la Policía Ministerial que no acreditaron los exámenes de control de confianza fueron notificados de su destitución alrededor de las 11:00 horas.

A los policías que causaron baja les serán retiradas sus armas de cargo, una pistola calibre .9 milímetros y un fusil tipo AR-15.

En tanto, a los MP les solicitaron que se presentaran en las instalaciones de la PGJ y que llevaran todo lo que tienen bajo su resguardo.

Se les informó también que recibirán lo correspondiente a tres meses de su sueldo como parte de su liquidación.

Los despidos de hoy se suman a los 97 efectuados el pasado 27 de abril que fueron “boletinados” en el Sistema de Plataforma México tras reprobar los exámenes de control y confianza, por lo que no podrán volver a trabajar en labores de seguridad.


Esa acción derivó en una manifestación de los agentes cesados, quienes argumentaron supuestas irregularidades en su despido.