miércoles, 30 de abril de 2014

A petición del PAN, suspenden diálogo sobre reforma política

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Andrea Becerril y Víctor Ballinas.

Aún es posible aprobar las leyes este miércoles: PRI. El blanquiazul sólo pretende obtener prebendas, afirma Encinas.

sesion_senado.jpgAl igual que la legislación secundaria en telecomunicaciones, la ley reglamentaria de la reforma político electoral quedará pendiente para un periodo extraordinario de sesiones, ya que anoche, a petición del PAN, se suspendieron las negociaciones que se reiniciaron el lunes por la mañana.

Materialmente era imposible llegar a acuerdos para votarlos este miércoles, aun si hubiéramos trabajado toda la noche, argumentó el panista Héctor Larios.

Su dicho fue desmentido por el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, y por Alejandro Encinas, quien participó en la negociación. Sí había tiempo; faltó voluntad política, ya que había avances tanto en la ley de instituciones y procedimientos electorales como en la de partidos políticos, dijeron.



Barbosa afirmó que el Senado no puede ser rehén de acomodos internos y de acuerdos entre PRI y PAN que benefician a los legisladores del blanquiazul. Dijo que les han satisfecho requisitos que para ellos son irreductibles y le han otorgado, por ejemplo, que nombren a un panista presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, órgano que tendrá gran relevancia para poner en marcha la reforma energética e instrumentar el ingreso de empresas trasnacionales a la explotación del petróleo.

De nueva cuenta se quiere convertir la reforma política en moneda de cambio para obtener canonjías o prebendas a cambio de que esto salga adelante, resaltó Encinas. Sostuvo que así sucedió con la reforma constitucional en materia energética y hoy se cruza con otras legislaciones, como la de telecomunicaciones, y con los nombramientos de diversos órganos autónomos, lo que desvirtúa el trabajo que se ha venido desarrollando en el Senado.

El PRI, listo para reanudar la negociación, dice Chico Herrera

El presidente de la Comisión de la Reforma Política, Miguel Ángel Chico Herrera, sostuvo que el PRI siempre ha tenido voluntad de sacar adelante la legislación y están listos para reanudar la negociación a mediodía y seguir hasta la medianoche. Aclaró que el PAN pidió tiempo para atender asuntos internos.


Acompañado por los presidentes de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Gobernación, Enrique Burgos y Cristina Díaz, respectivamente, así como por los otros negociadores del PRI, aseguró que aún es posible aprobar hoy, antes de que termine el periodo ordinario, los tres principales ordenamientos: las leyes de instituciones y procedimientos electorales, la de partidos políticos y la de delitos electorales.

En conferencia aparte, Larios insistió en que consideraron que aun trabajando toda la noche era materialmente imposible tener listos para este miércoles los dictámenes de las tres leyes, por lo que propuso que se sigan trabajando y la se discutan en en un periodo extraordinario en los próximos días, de ser posible viernes y sábado, con el propósito de que la Cámara de Diputados pueda sesionar, también en periodo extra, en los tiempos que había programado.

Encinas aseguró que PRI y PAN son responsables de que no se aprueben las leyes reglamentarias en el periodo que concluye hoy. Los priístas, dijo, porque se levantaron de la mesa el sábado pasado, con lo que se perdió el fin de semana, y el PAN, por frenar anoche la negociación cuando había avances significativos.

Explicó que un día antes, luego de 10 horas de trabajo continuo, se delimitaron las preocupaciones de los partidos y se elaboró un documento de 20 puntos sobre las leyes de instituciones y procesos electorales y la de partidos, referente a candidaturas comunes, voto de los mexicanos en el extranjero y financiamiento a los partidos.

Falta precisar los transitorios de la reforma constitucional para que haya fiscalización plena, aunque hubo avances en el rediseño de los mecanismos de intervención de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de la Hacienda para que no se viole la autonomía del Instituto Nacional Electoral, y una restructuración del organismo.


Acerca de los recursos de los partidos, explicó, el PAN quiere abrir el financiamiento privado fijando como límite que no se rebase el tope de gastos de campaña, lo cual es inaceptable. El PRI, en tanto, formuló una propuesta intermedia de mantener o incrementar de 10 a 15 por ciento las aportaciones.