viernes, 28 de marzo de 2014

Tabasco busca destruir mafias que han prevalecido en la policía: Raúl Ojeda

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: JESÚS ARANDA.

Denuncia revueltas de agentes con el fin de imponer mandos según su conveniencia.

El gobierno de Tabasco está empeñado en transformar los cuerpos policiacos de la entidad y en romper un círculo vicioso que data de administraciones anteriores, ya que con cada cambio de sexenio, grupos de agentes hacían revueltas para imponer a los mandos que decidían según su conveniencia, sostuvo Raúl Ojeda Zubieta, secretario de Gobierno de esa entidad.

Destacó que el gobierno que encabeza Arturo Nuñez Jiménez mantiene su compromiso de cumplir con la minuta firmada el 27 de septiembre pasado con los representantes de los 3 mil 700 policías que se mantienen en paro desde el pasado 16 de marzo, tendientes a mejorar las condiciones profesionales y de vida de los uniformados.


Recordó que en esa ocasión la autoridad se comprometió a entregar los uniformes correspondientes a 2013, mejorar prestaciones como el servicio médico, instituir un programa de becas educativas y de útiles escolares para los hijos de los agentes, revisar los expedientes laborales y echar a andar un nuevo reglamento de carrera policial que incluyera mejores salarios y la regulación de los ascensos en la institución.

Sin embargo, apuntó en entrevista telefónica, hubo problemas con la dotación de uniformes que generaron la inconformidad de los policías, y hasta la fecha no se han dado condiciones para retomar las negociaciones con los inconformes.

Indicó que un gobierno de izquierda como el de Tabasco tiene el deber de insistir en el diálogo, pero hay absoluta intransigencia de los agentes.

El funcionario advirtió que el gobierno tabasqueño se reserva iniciar acciones legales en contra de quienes tienen ocupadas las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública. Reiteró su interés en alcanzar acuerdos de inmediato, ya que esto no se puede prolongar.

Disminuirán delitos


Destacó y agradeció el apoyo del Ejército Mexicano en las labores de patrullaje y la participación de policías federales en acciones de seguridad.

Estamos seguros de que con el respaldo del gobierno federal va a disminuir la incidencia de delitos, sostuvo.

Recordó que cuando Roberto Madrazo asumió la gubernatura de la entidad (1994-2000), grupos de la policía local llegaron al grado de ingresar por la fuerza a la Quinta Grijalva (residencia oficial del gobernador) y lo obligaron a salir en paños menores.

Ahí ocurrió la primera concesión con esos grupos, la cual se sigue padeciendo, agregó Ojeda Zubieta. Comentó que uno de los asuntos que molestaron a los paristas fue la decisión de cambiar los turnos de trabajo de los policías de 24 horas de trabajo por 48 de descanso a 24 horas de trabajo por 24 de descanso.

Sostuvo que los policías de Tabasco son los únicos del país que trabajan 24 horas y descansan 48. De manera que una fuerza de 3 mil uniformados se transforma en realidad en mil elementos en activo.

Esa situación ha contribuido a que Tabasco tenga actualmente un serio problema: somos uno de los seis estados con más secuestros en el país.

Recordó que de los 3 mil 700 policías locales, mil 400 no pasaron los controles de confianza.

Lo anterior, añadió, nos obliga a transformar nuestros cuerpos policiacos, porque así lo demanda la ley y porque así lo exige la ciudadanía.

Destacó que el nuevo modelo de administración de la policía en la entidad busca mejorar las condiciones de trabajo, el acceso a la vivienda y las prestaciones médicas. También se pretende que los elementos puedan ascender en grados y en percepciones.


Además, romper con las mafias que han prevalecido en el interior de la corporación, que han impedido disminuir la delincuencia en la entidad.