jueves, 20 de marzo de 2014

Inteligencia, su campo

MEDIO REPORTE INDIGO.
AUTOR: RODRIGO VILLEGAS.

El sucesor de Manuel Mondragón al frente de la CNS es uno de los patriarcas de los sistemas de inteligencia y seguridad del país.

Luego de dos días de incertidumbre y jaloneos, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dio a conocer el nombre del personaje que ocupará el puesto de Manuel Mondragón y Kalb en la Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

Se trata de Monte Alejandro Rubido García, quien hasta ayer fungía como secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

El formato del anuncio fue cambiado de último momento, pues se tenía planeado presentar al nuevo relevo, que Mondragón dirigiera unas palabras y saliera por la puerta grande. 
En realidad salió por la puerta digital.. vía Twitter.

El nuevo comisionado y “primer policía” de la nación tampoco estuvo presente en el acto.

Desde el salón Juárez de Bucareli, Osorio Chong pronunció un breve discurso en el que confirmo la salida del contraalmirante de la CNS y anunció que su relevo sería Rubido.

La incertidumbre y jaloneo sobre la selección del nuevo comisionado duró hasta unas horas antes del anuncio, informaron fuentes del Gobierno Federal.

El grupo Hidalgo tenía claro que quería a alguien de su círculo en el cargo. 

Se habló de Eugenio Imaz, director del Cisen, de Omar Fayad, senador por Hidalgo, y de Damián Canales, jefe de la división de investigación en la Policía Federal. Todo ellos hidalguenses y cercanos a Osorio Chong y Murillo Karam.

Por el contrario, el grupo mexiquense colocó a Rubido como su principal candidato, a pesar de que nombres como los de David Garay, Salvador Neme y Wilfrido Robledo.

Al final, el secretario de Gobernación indicó que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto el elegido sería Rubido.

De la vieja escuela 

Durante al menos cuatro décadas Monte Alejandro Rubido operó desde círculo de perfil bajo dentro de los sistemas de inteligencia del Estado mexicano.

Formado en la “vieja escuela” del aparato de inteligencia mexicano, Rubido proviene de las épocas del máximo patriarca del espionaje nacional: Fernando Gutiérrez Barrios.

Y aunque ha sido relacionado con el circulo del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, Rubido se desarrolló desde épocas anteriores.

Desde la dirección Federal de Seguridad de la Secretaría de Gobernación en los 70 y 80, y la configuración del Cisen en 1989 con Jorge Carrillo Olea, hasta la creación de la Policía Federal y el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Para muchos, la limpia al interior de la Policía Federal es una tarea prioritaria. Para otros el reto no queda ahí, si no que deberá acatar la línea que el secretario de Gobernación ha conseguido en materia de coordinación y colaboración entre dependencias. 

El enjambre de Policía Federal

Monte Alejandro Rubido llega a la Comisión Nacional de Seguridad como el hombre de experiencia del gabinete de seguridad.

No obstante, desde el momento en que fue anunciada su llegada, distintos actores afines a los círculos de seguridad  opinaron a Reporte Indigo que un intento de monopolizar la inteligencia y seguridad del país, como lo hizo en su momento García Luna, sería un error “sin proporciones”.

El principal encargado de la seguridad nacional, Osorio Chong, cuenta con las piezas fundamentales para mantener el control sobre el sistema.

En el Cisen, Eugenio Imaz, un personaje cercano a Osorio Chong y al procurador General de la República, Jesús Murillo Karam.

Mientras que el personaje que termina de “cerrar la pinza” es el exsecretario de Seguridad Pública de Hidalgo y exjefe de la Policía Judicial del Distrito Federal con AMLO, Damián Canales.

Este personaje hidalguense es el jefe de la división de Investigación de la Policía Federal y fue considerado como uno de los posibles relevos de Mondragón. 

Con su cercanía al secretario de gobernación  y al titular de la PGR, el terreno de la seguridad pareciera continuar bajo la batuta de Osorio Chong.