jueves, 20 de marzo de 2014

EE.UU sin interés en la extradición de “El Chapo”… hasta el momento

MEDIO: REVOLUCIÓN 3.0
AUTOR: ENRIQUE ALVARADO.

Cuatro días después de que se realizara la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán en Mazatlán, Sinaloa, Enrique Peña Nieto afirmó que el narcotraficante oriundo de Badiraguato debería hacer frente a los procesos penales contra él en suelo nacional, antes de siquiera considerar una posible extradición; hoy José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), informó que Estados Unidos aún no solicita formalmente dicho proceso, con lo que los planes para la captura estrella de la actual administración, parecen seguir su curso.

Durante una corta entrevista, el canciller mexicano explicó que ambos gobiernos sostienes un diálogo diplomático en torno a Guzmán Loera, sin que hasta ahora exista una solicitud formal de parte del gobierno que encabeza Barack Obama.

“Estamos en un proceso de diálogo entre diferentes instancias del gobierno mexicano y americano para identificar momento, modalidades y alternativas”, mencionó Meade Kuribreña, respecto a  una potencial extradición de otrora líder del Cártel de Sinaloa.


Paralelamente al presente jurídico del “Chapo”, la situación del la organización criminal, así como quién ocupará el puesto que dejó vacío, todavía son temas de análisis.

Luego de su aprehensión, realizada el pasado 22 de febrero en un operativo orquestado por la Marina mexicana con información de inteligencia norteamericana, filtraciones de la DEA (Drug Enforcement Agency) aseguraron que desde hacía meses, el Cártel de Sinaloa ya había elegido al posible sucesor del jefe máximo.

El nombre que destacó por no haberse mencionado con anterioridad, fue el de Dámaso López, alias “El Minilic”, quien supuestamente es ahijado de Guzmán Loera. La agencia estadunidense apuntó que la idea de Sinaloa era traer “sangre nueva” no mayor de 40 años para liderar la organización criminal.

López fue fichado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos como el brazo derecho de “El Chapo” debido a que dirige una red de jóvenes del cártel sinaloense que han sido exhibidos en las redes sociales como “Grupo Ántrax” o “Los Ántrax”.

Ese mismo fin de semana, Insight Crime, la organización dedicada al análisis de la delincuencia organizada recalcó lo siguiente en un informe emitido ayer: “Aunque el Chapo Guzmán es la cabeza más visible del Cártel de Sinaloa, él no es el único líder, y su detención no significa el final de la organización. De hecho, el Cartel de Sinaloa también es conocido como La Federación”.

De igual forma, se ubican como sustitutos naturales -incluso desde antes de la captura del “Chapo”- las figuras de Ismael “El Mayo” Zamdaba, reconocido como segundo al mando del Cártel  de Sinaloa, y Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, conocido por ser un capo de la vieja guardia y sus habilidades para negociar.

Habla supuesto hijo

Mientras tanto, desde Argentina se dio a conocer que  Ovidio Guzmán López, uno de los nueve hijos del “Chapo” fue supuestamente entrevistado por un medio de aquel país, donde aseguró que la dirigencia de la organización criminal fue asumida por sus hermanastros Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán.

De ellos, dijo que  son muy unidos, “humildes, sencillos, nobles” pero que “Alfredito es el más cabrón”, mismo que considera el más firme a la hora de hacer cumplir las normas impuesta. “A él no le gusta que la gente le quede mal”, mencionó, mientras que Iván “es más noble pero también es un cabrón”.

En la entrevista realizada por la página digital Servicio Privado de Informaciones y Noticias (Seprin), a través de la red social Twitter, Ovidio afirmó que “la guerra sigue” con los cárteles  rivales al del Pacífico y que no existe “tregua” con ellos.

De acuerdo con el portal web, que contacto al hijo del “Chapo” a través de Twitter, éste habría financiado diversas campañas políticas no sólo en su país, sino también en Argentina, específicamente la de la presidenta Cristina Fernández.

“Mi pa a puesto muchos presidentes y no nomas de México, y el a repartido dinero por todos lados, de todos los gobiernos (sic)” sostuvo Ovidio Guzmán de 23 años, quien es producto del segundo matrimonio de “El Chapo”.


Del posible apoyo que su padre brindo al actual gobierno argentino, dijo desconocer las cantidades “con exactitud pero muchos se an (sic) beneficiado de él. Así para que cuando lo apunten se laven las manos primero. (sic)”, comentó, el presunto hijo del narcotraficante, que en su cuenta de Twitter @OvidioGuzmanL niega ser ostentoso, “yo no soy de lujos y ni de carros deportivos, a mi me gustan los caballos y los gallos finos, siempre con una y con otra me verán pasear”, se lee en la red social.