viernes, 7 de marzo de 2014

Destituyen e inhabilitan por 10 años a “Lady Panteones”

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ALBERTO OSORIO.

GUADALAJARA, Jal. (apro).- Acusada por abuso de autoridad, corrupción y enriquecimiento ilícito por un monto de 37 millones de pesos, la regidora del PRI en esta ciudad, Elisa Ayón Hernández, conocida como Lady Panteones, fue inhabilitada por el Congreso local para ejercer cualquier puesto público por un periodo de 10 años.

La LX Legislatura decretó procedente el juicio político promovido contra la edil y este jueves el Poder Legislativo se erigió en Jurado de Sentencia para sancionar a la integrante del equipo del alcalde priista Ramiro Hernández García, en el gobierno municipal de Guadalajara.

Con el voto en favor de 24 de los 39 diputados que integran el pleno en el Congreso y en el marco de una sesión que registró la asistencia de 33 parlamentarios, la LX Legislatura abrió la posibilidad de que Elisa Ayón sea detenida por parte de la Fiscalía General de Jalisco, según aclaró el responsable de esa institución Luis Carlos Nájera.

“El fuero impedía que se ejerciera una acción penal… hoy que es una ciudadana (común) se puede proceder con libertad, en cuanto se integre la averiguación, se mande a un juzgado…, el juez ya determinará la culpabilidad o no de ésta persona”, dijo Nájera a los reporteros.


Elisa Ayón Hernández declinó asistir al Congreso y sólo mando a sus abogados, quienes se abstuvieron de entrar a la sala de plenos para defenderla. El acuerdo de juicio político contra Ayón fue un dictamen “planchado” por los diputados del PRI y del PAN, según denunció el coordinador de los legisladores del Partido Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda.

Elisa Ayón –dijo— es el un cuadro político creado por el sistema, “es un engendro del PRI y su verdadero rostro”. Castañeda aclaró que se debe investigar a fondo todos los actos de corrupción en el ayuntamiento de Guadalajara.

En el dictamen con el que se procedió a inhabilitar a Elisa Ayón se habla de la inversión de 10 millones de pesos en la adquisición de 10 residencias, en 18 meses, periodo que coincide con su llegada como edil, y dentro del equipo que encabeza el alcalde de Guadalajara, Ramiro Hernández.

En el documento turnado a los diputados, la regidora Elisa Ayón dijo que las propiedades adquiridas en año y medio, las habían comprado con un préstamo personal que le otorgó su padre, pero en sus propias declaraciones patrimoniales, reconoció que su progenitor dependía económicamente de ella.

La regidora también admitió tener un lote de joyas valuadas en dos millones de pesos, aunque aclaró que esos artículos los tuvo que vender, en 700 mil pesos, para adquirir una de las casas que compró. Admitió que es propietaria de una camioneta tipo Cadillac, valuada en más de 800 mil pesos.

En el dictamen leído por la presidenta de la mesa directiva del Congreso, Norma Cordero Prado, se aclara que “respecto de los bienes consignados en las declaraciones patrimoniales formuladas por la denunciada, se detectó que existen falsedades en los datos proporcionados en sus declaraciones… y (por tal motivo) se instruye a la Secretaría General (del Congreso) para que remita copia certificada del expediente a la Fiscalía General del Estado de Jalisco para que realice las investigaciones que correspondan y tome las determinaciones que en derecho procedan”.

En la primera quincena de noviembre de 2013, Elisa Ayón pidió licencia a su cargo como regidora luego de la difusión en un diario local del contenido de una grabación en donde supuestamente pide la renuncia de dos personas de la Dirección de Cementerios, y aclara que ella manda en esa área, por encima del alcalde Ramiro Hernández y exigía a sus subalternos “agarrar, pero repartir” y adelantaba que buscaría la gubernatura del estado.

La misma regidora cobraba, hasta hace unas semanas, doble sueldo en la Secretaria de Educación Jalisco, donde despacha como titular su primo, Francisco Ayón López.


Elisa percibía doble sueldo como directora de dos escuelas primarias; la urbana 243 y la 95, por esos nombramientos la mujer obtenía 32 mil pesos al mes, a pesar de que no acudía a trabajar, según informó Proceso Jalisco, el pasado 29 de junio de 2013. Además, Elisa recibía 104 mil pesos mensuales como integrante de la fracción edilicia del ayuntamiento de Guadalajara.