lunes, 31 de marzo de 2014

Dan cárcel preventiva a agresor confeso de Lucero para que no vuelva a fugarse

FUENTE: PROCESO (30-03-2014)
AUTOR: VERÓNICA ESPINOSA.

GUANAJUATO, Gto: Ante el riesgo de que vuelva a evadir a la justicia tras ser capturado en el Distrito Federal por agentes ministeriales, Miguel Ángel Jasso, agresor confeso de María de la Luz Salcedo (Lucero), permanecerá en prisión preventiva durante los próximos tres meses, determinó la juez ante la que fue presentado.

Esta madrugada se celebró una audiencia pública en los juzgados de oralidad adjuntos al Cereso con la presencia de la víctima y del indiciado, en la cual la Fiscalía –representante de Lucero– pidió a la juez ordenar la prisión preventiva para Jasso, en virtud de que éste no se había presentado a la última audiencia del pasado lunes 24 y después de ello, huyó de la ciudad.

Pero además, la agente del Ministerio Público, Lucía Berenice Acosta, expuso como argumento ante la juez que el presunto responsable de agredir sexualmente y golpear a Lucero cuenta con otra denuncia interpuesta por su expareja –también madre de su hijo–, misma que ya se turnó a los propios juzgados de oralidad, debido al incumplimiento de obligaciones.


Peor aún, Miguel Ángel Jasso tenía que presentarse el jueves pasado para que se celebrara la audiencia de imputación por la denuncia de su expareja, pero tampoco acudió porque ya se encontraba prófugo.

La fiscal también citó un peritaje psicológico de campo efectuado por un especialista adscrito a la propia Procuraduría de Justicia, en el cual se concluye que el indiciado es capaz de causar daño a la víctima.

Jasso Manríquez fue capturado el sábado en un domicilio de la colonia Adolfo López Mateos de la delegación Venustiano Carranza del Distrito Federal, y con ello violó además una medida cautelar previamente establecida, por la cual no podía salir de la ciudad.

Además, la sentencia del juicio de amparo interpuesto por los abogados de la Clínica de Interés Público del Centro de Investigaciones y Docencia Económicas (CIDE) en la que un juez de distrito ordenó reclasificar los delitos por los que fue procesado inicialmente el indiciado (ilícitos leves) y procesarlo por privación ilegal de la libertad y tentativa de violación “hacen más evidente su deseo de sustraerse de la acción de la justicia”, expuso la Fiscalía.

Mientras que el defensor de Jasso, Héctor Corona Vieyra, alegó que con esta petición se estaba afectando el principio de presunción de inocencia de su representado, y que éste huyó porque “tuvo miedo de ser aprehendido” y que hasta ese momento había cumplido con las medidas cautelares que se le habían impuesto.

E informó que como defensores presentaron un recurso en contra de la sentencia de amparo del Juzgado Primero de Distrito.

Al intervenir en la audiencia, María de la Luz Salcedo dijo a la juez que la presunción de inocencia no podía considerarse debido a que Miguel Ángel Jasso confesó habérsela llevado por la fuerza a un paraje solitario, donde intentó sostener relaciones sexuales con ella y después la golpeó brutalmente cuando ella se negó. “No sé qué más quieren si él confesó”, reclamó a la juez.


Finalmente, la juez Margarita Hernández decidió ordenar la prisión preventiva del indiciado por un plazo de tres meses “porque se puede ver el riesgo de que el inculpado deje de atender el proceso, pues es muy claro que se evadió y tuvo que girarse una orden y ser detenido”.