lunes, 31 de marzo de 2014

Bartlett: engaña el gobierno al asegurar que el petróleo sigue siendo de la nación

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: ANDREA BECERRIL.

La ronda cero, inconstitucional sin ley secundaria, dice.

Detrás de las mentiras y simulaciones de asegurar que no se privatiza Petróleos Mexicanos (Pemex), mientras avanza de manera ilegal la decisión de acabar con una de las principales petroleras del mundo, está el acuerdo del gobierno de Enrique Peña Nieto de entregar los hidrocarburos a Estados Unidos y sus trasnacionales, advirtió el senador Manuel Bartlett Díaz.

Denunció que es inconstitucional el proceso ronda cero, que asignará a Pemex los campos y yacimientos que podrá explorar y explotar, porque el Congreso aún no aprueba las leyes secundarias para echar a andar la reforma energética.

No hay ninguna ley en este momento que permita llevar a cabo ese tipo de operaciones, pero aun así aceleran el proceso para achicar a Pemex y ponerla a competir con Exxon, Shell y otras petroleras que se van a quedar con la renta y las reservas petroleras.


El coordinador del PT en el Senado sostuvo que la intención es que las empresas extranjeras perforen todo el territorio a fin de incrementar la plataforma de exportación de crudo a Estados Unidos, que según documentos del Senado de ese país está exigiendo que se reintegren el millón y medio de barriles diarios que se dejaron de producir en Cantarell”.

Frente a ello, insistió Bartlett, es preocupante la decisión deliberada y dolosa del gobierno de engañar al pueblo con campañas mediáticas millonarias que aseguran que el petróleo sigue siendo de la nación, mientras en el extranjero ofrecen hasta la subasta de las reservas.


Explicó que en un plazo de dos años la aún paraestatal se convertirá en una empresa más a la que dejarán una parte pequeña de la exploración y explotación de petróleo y gas, que además va a compartir después con corporativos extranjeros, porque así se definió en las modificaciones a los artículos 27 y 28 constitucionales.

La Secretaría de Energía (Sener) reservó la mayor parte de la información sobre la ronda cero, porque no quiere que salga a la luz en el país la estrategia para achicar Pemex, mientras que las trasnacionales a las que Lázaro Cárdenas expulsó en 1936 regresarán con Peña Nieto a dominar en México.

Las revelaciones de la subsecretaria de Energía, Lourdes Melgar, al Financial Times y las reuniones de otros funcionarios con posibles inversionistas dan cuenta de la verdadera intención.

De entrada, insistió, las cifras son confusas, la página de la Internet de la Sener está bloqueada y, al final de cuentas, será esa dependencia la que en un plazo de 180 días –que vence en septiembre– determine qué campos y yacimientos asigna a Pemex, ya que deberá evaluar si cuenta con los recursos financieros para la exploración y explotación en aguas profundas.

No puede olvidarse que Pemex depende de los recursos que se le otorgan en el Presupuesto de Egresos, pues la mayor parte de sus ingresos se los queda la Secretaría de Hacienda por la vía de impuestos, así que lo más probable es que decidan que no tiene capacidad económica para competir, ni siquiera la tercera parte del potencial de yacimientos se le asigne en la ronda cero.

Aunado a ello, con la reforma constitucional aprobada en diciembre pasado, que dejó de considerar estratégico al petróleo, Pemex no podrá tener ninguna consideración pues deberá competir en las condiciones de mercado, según las reglas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con las corporaciones extranjeras.


Manuel Bartlett asumió desde 2000, siendo senador del PRI, la batalla contra la privatización del petróleo y ahora considera que sólo una gran movilización popular podrá impedir que acaben con Pemex y con el destino del país.