martes, 4 de febrero de 2014

Prueba Enlace, opaca, perversa y corrupta: Chuayffet

FUENTE: PROCESO (REDACCIÓN)

MÉXICO, D.F. (apro).- Ante la falta de transparencia y las “perversiones políticas y corruptas” que prevalecieron en los últimos cinco años en la aplicación de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE) por parte de los maestros para recibir estímulos económicos, el secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, reiteró que ésta quedará suspendida.

En conferencia, aclaró que durante el 2014 no se aplicará dicha evaluación a los alumnos hasta que el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INNE) genere un nuevo mecanismo para medir el desempeño escolar.

El funcionario aseguró que con tal de recibir estímulos económicos según el rendimiento de los estudiantes, los docentes corregían las respuestas de los alumnos, enseñaban sólo lo que contenía el cuestionario y hasta prohibían el acceso a los alumnos de bajo rendimiento para no afectar resultados.

“Con una prueba así nadie puede decir que refleja con transparencia el rendimiento escolar”, dijo. Fue irónico al citar los resultados de la prueba Enlace 2013 que reportó a Chiapas, Guerrero y Campeche como las entidades con mayor puntuación, “contrario a lo que (dice) PISA o EXCALE o cualquier prueba de evaluación”. En cambio, dijo que estados como Aguascalientes y Querétaro han quedado en los últimos lugares, pero han sido ejemplo de buenos resultados.

Según el titular de la SEP, en la aplicación de la prueba se ejercieron 200 millones de pesos, amén de recursos humanos y movilización en las escuelas.

No obstante, dijo que se ignora cuántos profesores hicieron estas prácticas, pero agregó que ya se elabora un censo.

La prueba Enlace comenzó a aplicarse en el 2006, durante la administración panista de Vicente Fox. Hasta el año pasado se aplicaba a más de 3 millones de alumnos de tercero de primaria a tercero de secundaria.

En diciembre del 2013, el INNE informó de la suspensión de la prueba hasta tener los nuevos lineamientos para evaluar a los estudiantes.

El pasado martes 28 de enero, la extitular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, se manifestó en contra de la decisión. En un artículo publicado en su portal en internet, aseguró que la prueba debe mejorarse y evitar alguno de sus usos, no desaparecer pues es una herramienta para que los padres de familia conozcan el rendimiento de sus hijos y puedan desarrollar acciones para mejorar su aprendizaje.


Respecto al hecho de que los maestros dictaban las respuestas a los estudiantes para obtener mejores resultados y, así, más estímulos económicos, defendió: “esto es detectable y corregible. No queda claro que la solución sea la cancelación del examen”.