martes, 11 de febrero de 2014

Instalan comisión para elegir a próximo presidente del PAN

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ÁLVARO DELGADO.

MÉXICO, D.F. (apro).- En un contexto de conflicto interno por los escándalos de corrupción y de falta de equidad para la contienda, este lunes quedó instalada la Comisión Nacional Organizadora de la elección de presidente del Partido Acción Nacional (PAN), encabezada por Francisco Gárate Chapa, quien aspira a ser un árbitro como José Woldenberg y no como Luis Carlos Ugalde.

Con la instalación del órgano electoral del PAN, a cuya sesión no acudió Francisco Xavier Salazar Sáenz –exsecretario del Trabajo de Vicente Fox y prominente miembro de la organización ultraderechista El Yunque–, se prevé que la próxima semana se emita la convocatoria para la contienda en la que se espera que participen Gustavo Madero, Juan Manuel Oliva y Ernesto Cordero.

Luego de que, el  viernes 7, el Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó el Reglamento del Comité Ejecutivo Nacional, requisito indispensable para que pudiera instalarse formalmente la Comisión Organizadora, se prevé que la próxima semana se emita la convocatoria para la elección de presidente, que por primera vez será abierta a toda la militancia y se podría realizar a mediados o finales de mayo.

De acuerdo con un comunicado, la instalación del órgano electoral se llevó a cabo a las 19 horas, en la sala de sesiones del CEN, en la que estuvieron presentes seis de sus siete integrantes, cuyos nombres omitió, y destacó que la “la Comisión ha asumido el compromiso de llevar a cabo un proceso pulcro, cuya organización y desarrollo será escrupuloso de los principios y valores que inspiran al PAN”.

“Entre sus tareas estará promover condiciones de diálogo abierto y permanente para quienes decidan participar en esta elección, a fin de generar una competencia equitativa. Asimismo, buscará incentivar la participación de todos los panistas, mediante el absoluto respeto a los principios de Acción Nacional y generar condiciones para que se realice una contienda de ideas y propuestas”.

Los integrantes de la comisión, además de Gárate Chapa, son Carmen Segura Rangel y Gonzalo Altamirano Dimas, amigos los tres de Santiago Creel, integrante del grupo de Madero, quien también colocó a otras dos aliadas: la campechana Nelly Márquez y Marcela Torres Peimbert.

Rogelio Carbajal, otros de los integrantes, es del grupo de Felipe Calderón y por tanto de Ernesto Cordero, mientras que Salazar Sáenz es allegado a Juan Manuel Oliva.

Luego de que, el 18 de enero, fue electo presidente de la Comisión Nacional Organizadora de la elección, Gárate Chapa concedió una entrevista al reportero de Proceso en la que ofreció conducir este órgano como si fuera el IFE.

–¿Lo hará como José Woldenberg o como Luis Carlos Ugalde?

–¡Woldenberg, por supuesto! Respeto y admiro a Woldenberg, pero quiero rescatar en su más pura esencia el espíritu de Manuel Gómez Morín y de Adolfo Christlieb Ibarrola, quien decía que en la democracia (y en esto coincide con Norberto Bobbio) dos pilares son esenciales: un sistema jurídico que sea aceptado y respetado y un sistema electoral que permita recabar con absoluta honestidad la votación.

Acusado de corrupto desde que fue destituido como presidente del PAN en el Estado de México, en 2002 –en medio de escándalos de sus alcaldes por latrocinios, nepotismo y hasta asesinato–, e invitado por Madero a ser parte de la comisión desde noviembre, aseguró que él y sus compañeros se conducirán de manera pulcra para evitar que la elección llegue hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Tengo el compromiso de que en la conducción de este equipo de trabajo y de las actividades que vamos a desarrollar estarán imperando los principios que desde el PAN hemos impulsado en la legislación electoral: Legalidad, imparcialidad, certeza y objetividad”.

–¿Hay riesgo de un ganador espurio?

–No, no hay. Seremos pulcros.


Y respondió a otras críticas: “Hay quienes dicen, como Juan Carlos Romero Hicks, que fui señalado de corrupto. Yo no sé en México cuántos políticos haya que se atrevan a poner sobre la mesa sus declaraciones patrimoniales y sus declaraciones de impuestos y a partir de éstas puedan justificar sus bienes. Somos, me incluyo, muy poquitos”.