martes, 4 de febrero de 2014

Falta cultura de respeto a ley electoral: PRI

FUENTE: NOTICIAS MVS/ NOTIMEX.

El secretario de Acción Electoral del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Samuel Aguilar Solís, señaló que desde 1985 ningún proceso electoral ha ido con la misma ley.

Desde hace casi 30 años, cada tres años hay una nueva la legislación electoral debido a la cultura o subcultura del “sospechosismo” y a la falta de una cultura democrática de respeto a la ley, señaló el secretario de Acción Electoral del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Samuel Aguilar Solís.

En entrevista, señaló que desde 1985 ningún proceso electoral ha ido con la misma ley. Cada tres años, desde 1985 se ha cambiado. Ante ello, se preguntó: ¿estarán mal las leyes o no tenemos una cultura democrática de respeto a la ley?.

Señaló que la ley no puede ser inamovible y que se tiene que modificar, pero, cada tres años, en cada proceso electoral federal, desde 1985, hay una nueva ley.

El priista consideró que debe haber certidumbre, como elemento central, para tener confianza en la legislación electoral, “pero ¿qué ha habido de parte de nuestros opositores políticos?, ha habido, y lo digo en sus propios términos, un ´sospechosismo´ como dijo aquél”.

Refirió que “en ese sospechosismo entonces dicen: no, tú ganaste, pero algo me dice que me hiciste trampa. Entonces hay que modificar las reglas del juego, y, bueno, vamos al siguiente juego otra vez, y dice: no, me volviste a ganar, algo hiciste, yo no me di cuenta, pero algo hiciste, hay que volverlas a modificar”.

Aguilar Solís afirmó que por esta razón la nueva legislación electoral, que se dio en el marco de la reforma político-electoral, tiene más elementos de certidumbre, derivado justamente de este sospechosismo.

Destacó que entre estos elementos de certidumbre está el de establecer de manera muy clara el respeto total a la propia ley y a las propias reglas electorales, y señalar una serie de sanciones en términos de causales de nulidad.

“Si a mí me dicen que el tope de campaña es tal, pues si yo soy respetuoso de la ley, pues no me debo de pasar de ahí, así de sencillo, si me dicen: aquí el tope de campaña son mil pesos, pues no me debo de pasar de mil pesos, y si me pasó de mil pesos, en ese momento yo sabré que estoy violando la ley”, resaltó.

Asimismo, dijo, se le “encadena” más, al señalar que el que pasa de un tope del cinco por ciento será una de las causales de nulidad; el que se pasen los tiempos de radio y televisión será también una de esas causales; también lo será el que se use dinero “sucio”. Estas casusales, indicó, ya existían, pero ahora son más explícitas.

Aguilar Solís recordó que otro elemento importante que reestructura de raíz la arquitectura institucional, es el nuevo órgano electoral, es decir, desaparece el IFE y se crea el Instituto Nacional Electoral (INE).

Asimismo, se amplía a dos consejeros más los integrantes del nuevo órgano electoral, y algunas de las atribuciones que los órganos electorales locales tenían, también se pasan al INE.

Consideró que se ingresa a una nueva legislación electoral y a una nueva arquitectura institucional para dar mayor certeza, pero, insistió, esto ocurre de manera permanente desde 1985.

El priista mencionó que no es la ley nada más, no son las nuevas instituciones, sino que se debe contar con una verdadera cultura del respeto a la ley, una cultura democrática del respeto a las instituciones y a las normas.


“A partir de eso, entonces yo puedo ir al juego democrático con esas instituciones y con ese árbitro y con esas normas, pero estarlas cambiando tres años, pues algo ha de haber, que no tiene que ver con la propia ley”, concluyó.