viernes, 21 de febrero de 2014

Exigen que Granier no sea un preso VIP

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0 (REDACCIÓN)

Asociaciones civiles y diputados locales pidieron que no se le concedan privilegios al ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, luego de que se hiciera público la celda ‘VIP’ que le esperaba en Tabasco, luego de que sea trasladado del Distrito Federal.

La celda especial que le espera a Granier se encuentra en el área conyugal de varones del Centro de Readaptación Social del Estado de Tabasco (Creset), la cual incluirá dos cuartos de tres por cinco metros con pisos de azulejos, mini splits, sistema de televisión por cable, clóset con división de cemento y tubo galvanizado para colgar su ropa, baño completo e incluso una cama con base de cemento tamaño matrimonial con colchón especial.

La celda comenzó a ser construida desde noviembre de 2013 y lleva un avance del 95 por ciento, y está alejada de altas temperaturas, cuenta con regadera e incluso una pequeña sala o recibidor para atender a su familia o visitas, señaló el diario Tabasco Hoy conforme datos del penal de Villahermosa.

De ser trasladado, Granier Melo contará con vigilancia 24 horas del día a través de cámaras de seguridad.


Los privilegios se extienden a su alimentación, desayuno, comida y cena le serán servidos diariamente con alimentos preparados en el Creset o en el exterior de éste.

Por su parte, organizaciones civiles y legisladores no han hecho esperar sus reacciones.

Hugo Ireta Guzmán, miembro de la directiva de la Asociación Santo Tomás y experto en transparencia, calificó de “condenable” y “repudiable” los privilegios a los que el ex gobernador de Tabasco estaría sujeto; ya que advirtió, no debe haber “presos de primera y de segunda”, ya que señaló que la ley y la justicia debe ser aplicada por igual.

Ireta Guzmán exigió a la Procuraduría General de Justicia del Estado que no se otorguen ni se permitan privilegios para Granier Melo, quien ha llevado tres procesos en el orden federal, dos por defraudación fiscal, uno por 2 millones 156 mil pesos y otro por 600 mil pesos, así como por operaciones con recursos de procedencia ilícita por 35 millones 318 mil 315 pesos; además de dos procesos en el fuero común por la desviación de más de 2 mil 608 millones de pesos.

Por su parte, el diputado Mario Córdova Leyva , presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Protección Civil y Procuración de Justicia del Congreso del Tabasco, se sumó a la petición de que el ex mandatario sea tratado como un preso “común y corriente” con excepción del tema de su estado de salud, “pero no debe acceder a comodidades especiales y menos tener derecho a televisión con sistema de cable”, declaró.


“No creo que el procurador o el director de Prevención y Reinserción Social estén pensando en darle privilegios”, señaló el legislador perredista.