martes, 4 de febrero de 2014

Ebrard, “absolutamente” dispuesto a ser candidato de las izquierdas

FUENTE: PROCESO (REDACCIÓN)

MÉXICO, D.F. (apro).- Desde Canadá, Marcelo Ebrard, exjefe de Gobierno del Distrito Federal y aspirante a la dirigencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), aseguró que está “absolutamente” dispuesto a encabezar la candidatura de izquierdas en las elecciones presidenciales del 2018.

En declaraciones a la agencia EFE, el exfuncionario capitalino dijo que desde ahora se prepara para ser una de las alternativas de la izquierda, sobre la base de lo que hizo al frente del gobierno de la Ciudad de México.

Invitado del Consejo Canadiense para las Américas (CCA) a la ciudad de Toronto, Ebrard estableció que ha llegado la hora de “cambiar la dirección del barco” en México porque, a su juicio, las políticas de los últimos 20 años han fracasado. Por ello, dijo estar seguro de que la izquierda tiene oportunidades reales de llegar al poder en las próximas elecciones.

El perredista comentó que el futuro gobierno de izquierdas deberá fijar una “gran meta nacional” centrada en la educación, el sistema sanitario, la reforma fiscal, la innovación tecnológica y científica y las políticas para la juventud.

Luego de renunciar a su cargo como presidente de la Red Global de Ciudades Seguras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para contender por la presidencia del PRD, Marcelo Ebrard dijo que sus propuestas de gobierno probaron su “validez y efectividad” durante su administración en el GDF de 2006 a 2011.

“Ya lo hicimos en la Ciudad de México y lo hicimos bien. Creo honestamente que fueron buenos gobiernos. La Ciudad de México es muy difícil de gobernar porque tienes una gran participación ciudadana. No veo por qué no podría hacerse a nivel nacional”, aseguró el nombrado “Mejor Alcalde del Mundo” en 2010.

Luego, se fue a sus cifras: “En el país en los últimos seis, siete años, subió la violencia como un 45 %. En la Ciudad de México decreció la violencia la misma proporción. Es una cosa muy interesante. El país subió, la ciudad bajó. Quiere decir que si hiciéramos políticas parecidas deberíamos esperar los mismos resultados en otras ciudades”.

Además, dijo que “el gran problema de México es que a 20 años del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, aunque creció la industria mexicana varias veces, el promedio de pobreza en 1993 era de 51% y hoy es de 51%. Para mí, ese es el gran fracaso de todas las políticas que se han implementado”, consideró.

Ebrard dijo que para cambiar este escenario se deben plantear “políticas diferentes. Tu prioridad y preocupación tienen que ser cómo hago que mi país sea más equilibrado. Si seguimos teniendo un 51 % de pobreza, no crece y no funciona. A nivel nacional, tenemos que cambiar la dirección del barco”.

Por último, dejó salir su optimismo al asegurar que la izquierda mexicana tiene “muchas posibilidades” de ganar la Presidencia en 2018. “En 2012 quedamos en segundo lugar por un porcentaje no muy grande. En 2006 fue muy controvertida la elección porque nos ganó la derecha por 0,5 %. Si nos preparamos bien para el 2018, es la alternativa que tiene el país. Va a depender de que presentes un buen candidato”, afirmó.


Ebrard se reunió con representantes del Partido Liberal en Canadá, así como con altos funcionarios del gobierno municipal de Toronto y la exjefa de Estado canadiense, Adrianne Clarkson. Se prevé que regrese mañana a México.