martes, 11 de febrero de 2014

Caso ‘Goyo’: protestan frente a casa del gobierno de Veracruz en el DF

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ÁLVARO DELGADO.

MÉXICO, D.F. (apro).- Igual que en mayo de 2012 y 2013, convocados por el asesinato de periodistas en Veracruz, decenas de informadores se manifestaron hoy en la representación del gobierno de ese estado en la Ciudad de México para exigirle al gobernador Javier Duarte y al presidente Enrique Peña Nieto la aparición con vida de su colega Gregorio Jiménez de la Cruz, quien más tarde sería encontrado muerto.

La movilización gremial en la capital se produjo a seis días de la desaparición del reportero de los periódicos Notisur y Liberal del Sur, el miércoles 5, en Coatzacoalcos, y luego de que se efectuaron acciones semejantes en varias ciudades de Veracruz con la misma exigencia a Duarte y a Peña Nieto.

Hacia las 11:00 horas se comenzaron a congregar frente a la representación del gobierno de Veracruz, en la colonia Juárez, decenas de reporteros, cartonistas, editores, fotógrafos y camarógrafos de medios de comunicación y organizaciones gremiales y solidarias para iniciar una protesta pacífica pero enérgica.

El cartonista Rafael Pineda Rapé, quien desde el 2011 se vio forzado a salir de Veracruz por las amenazas contra su vida; Marcela Turati, reportera del semanario Proceso e integrante de la Red de Periodistas de a Pie, y Balbina Flores, de Reporteros sin Fronteras (RSF), describieron las atroces condiciones de inseguridad para el ejercicio periodístico en Veracruz, donde han sido asesinados 10 periodistas en la gestión de Duarte y han desaparecido otros cuatro.

Los manifestantes colocaron pancartas con el rostro de su compañero desaparecido en las rejas de la representación del gobierno de Veracruz, en las que también colgaron cámaras fotográficas, y exigieron –a gritos– presentar con vida a Goyo y cesar la represión contra el gremio.

Esta acción de periodistas en la capital de país antecedió a una tormenta de rumores sobre el hallazgo con vida de Jiménez de la Cruz, lo que resultó falso. Por la tarde se confirmó que estaba muerto y su cadáver fue encontrado en una casa de seguridad en Las Choapas, municipio próximo a Coatzacoalcos.

La desaparición de Jiménez de la Cruz ha sido la más reciente agresión contra el gremio periodístico en Veracruz, donde el 28 de abril de 2012 fue asesinada Regina Martínez, corresponsal del semanario Proceso, un crimen impune hasta la fecha.

Apenas cinco días después del asesinato de Regina fueron encontrados los cadáveres de los fotoperiodistas Guillermo Luna Varela y Gabriel Huge Córdova, así como de Irasema Becerra, pareja sentimental del primero y empleada del diario El Dictamen, y el de Esteban Rodríguez, fotógrafo retirado.

Con la demanda de “ni uno más”, centenares de periodistas marcharon el 4 de mayo, de la representación de Veracruz a la Secretaría de Gobernación y, al día siguiente, efectuaron una jornada de protesta en la Columna de la Independencia.


Un año después, al cumplirse un año del asesinato de Regina Martínez, se llevó a cabo otra marcha de la representación del gobierno de Veracruz a la Segob, movilizaciones que no han conseguido abatir la impunidad en el país y en ese estado, lo que generó el homicidio de Gregorio Jiménez.