jueves, 9 de enero de 2014

Respaldan familias lucha de autodefensas contra Templarios; termina bloqueo

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: JOSÉ GIL OLMOS.

PARÁCUARO, Mich. (apro).- En el zócalo de este municipio, cientos de habitantes, entre ellos familias completas, dieron su apoyo a los grupos de autodefensa ciudadana que llegaron el sábado pasado para ahuyentar a Los Caballeros Templarios que controlaban la población.

Mientras a unos 15 kilómetros de la cabecera municipal otro grupo de habitantes de otras comunidades de este municipio realizó un bloqueo carretero en contra de las autodefensas, en la cabecera municipal otro grupo expresó su simpatía y apoyo, al manifestar que se integrarían a las comisiones de vigilancia y seguridad.

A las 17:00 horas la gente se congregó en el zócalo del poblado donde las autodefensas de Tepalcatepec, Tancítaro y Buenavista, fuertemente armados, les pidieron que decidieran si los apoyaban para quedarse en el lugar.

Con los brazos en lo alto, las cientos de personas reunidas en la plaza aprobaron la permanencia de las autodefensas hasta que ellos mismos organicen sus grupos de protección.



Mujeres, niños, ancianos, campesinos y pequeños comerciantes manifestaron en la asamblea su decisión de combatir a Los Caballeros Templarios que los tenían sometidos.

“Ojalá el presidente (Enrique) Peña Nieto apoye a estos grupos (de autodefensa), porque son ellos los que nos están defendiendo”, dijo un campesino limonero que asistió a la asamblea.

Frente a los habitantes de este municipio, los líderes de las autodefensas informaron, sin decir nombres, que uno de los jefes de Los Templarios de esta zona les entregó las armas y les anunció su retiro.

También dijeron a los residentes que no abandonaran el poblado hasta que se defiendan ellos solos, y aseguraron que seguirán “liberando” otros municipios hasta llegar a Apatzingán, considerado el bastión de Los Caballeros Templarios.

Por la tarde, las autodefensas, fuertemente armados con rifles de asalto R-15, AK-47 y pistolas de grueso calibre, reforzaron los retenes y barricadas que levantaron en las entradas y salidas de la población ante las amenazas de ataques de Los Caballeros Templarios.


Mientras tanto, en el entronque de la carretera hacia Apatzingán, el grupo que se manifestó en contra los autodefensas levantó el bloqueo y colgó una manta en un puente peatonal, en la que pide a Peña Nieto dejar de apoyar a los grupos de autodefensa ciudadanos.