jueves, 30 de enero de 2014

No hay cacería de brujas

FUENTE: REPORTE INDIGO (STAFF)

En Michoacán no va a haber ninguna “cacería de brujas”, aseguró el comisionado especial para ese estado, Alfredo Castillo.

A dos días de la firma del acuerdo para regularizar a las autodefensas, ayer, el gobierno mexicano comenzó el reclutamiento, el uniformado y la recolección de los expedientes de quienes se integrarán a los Cuerpos de Defensa Rurales.

Castillo apostó por ser “muy cuidadosos y muy responsables” en la búsqueda de justicia porque en este momento, dijo, lo importante es la viabilidad de todos los municipios que estuvieron en este conflicto y buscar los consensos con todos los actores.

Las autodefensas michoacanas tomaron las armas para proteger a las poblaciones de la organización criminal de Los Caballeros Templarios, la que tiene mayor presencia en el estado y que ha atemorizado a comunidades enteras con secuestros, extorsiones y homicidios.

El Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán explicó que desde el Gobierno Federal han sido “muy claros” en explicarles cómo funcionarán ahora que se institucionalicen.

El funcionario aseguró que las autodefensas les han dado garantías de que no se expandirán.

Incluso, reveló que los dirigentes del grupo que surgió en el municipio de Los Reyes no habían firmado el acuerdo por el tiempo que tardó en conformarse, pero que ya existe un convenio con ellos para la institucionalización de sus miembros, el registro de sus armas y para limitar sus acciones a sus municipios de origen.

“Hemos sido muy claros con ellos. Y en el caso de este grupo de Los Reyes también se suma a este acuerdo con las instituciones”, indicó.

Castillo se reunió ayer con representantes del PRD para dialogar sobre la situación en ese estado, una cita a la que seguirán otras con otras formaciones hasta mantenerlas “con todas las fuerzas políticas” y “todos los grupos sociales”, agregó.

Respecto a posibles investigaciones abiertas a exfuncionarios públicos en el estado por sus posibles nexos con grupos delictivos, dijo que cualquiera que se inicie deberá estar basada en “pruebas fehacientes”.


“Esto le da seguridad jurídica a todos los actores”, apuntó Castillo.