miércoles, 22 de enero de 2014

Lo que el gobierno no hizo en 7 años, las autodefensas lo hicieron en tres semanas: Sicilia

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0
AUTOR: CARLOS PORTILLO.

El día de ayer fue presentado el Informe #No+armas #Nomoreguns, fundamentado en la descripción detallada acerca de las armas compradas en territorio estadounidense, y que han sido incautadas o capturadas en México entre 2006 y 2010, llegando a la cifra de dos mil 921 armas recuperadas; todas ellas, utilizadas en homicidios.

La información proviene de la base de datos de la Oficina para el Control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), y fue expuesto por Roberto Villanueva Guzmán, encargado de la Plataforma de Documentación y Memoria del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad; el poeta y dirigente de dicho movimiento, Javier Sicilia; el director y fundador del Instituto para la Seguridad y la Democracia AC (Insyde), Ernesto López Portillo Vargas; y el director de Contenidos del Museo de la Memoria y la Tolerancia, Jacobo Dayán.

“Entre la compra y la incautación se había pasado un año, de esas armas 50.33 por ciento venían de Texas, 29.17 de Arizona; 409 fueron compradas por mexicanos, mil 83 fueron importadas a los Estados Unidos de otros países fabricantes de armas, pero también vendidas a México, y con esas armas se han cometido crímenes”, indicó Sicilia durante el evento, que tuviera lugar en el Museo de la Memoria y la Tolerancia de la Ciudad de México. “Esto es lo que arma al crimen organizado”, agregó.


“También hay armas que han armado al Ejército con el Plan Mérida; el flujo de la construcción del armamento y de la guerra que estamos viviendo viene de los Estados Unidos y ha sido y es muy grave”, prosiguió el poeta, puntualizando que ya se habla de casi 100 mil muertos, 30 mil desaparecidos, además de las extorsiones y secuestros que tienen como causa de base, a su criterio, dicho flujo de armas.

Sicilia también consideró que detrás de los gobiernos de ambos países involucrados, existe conveniencia para dejar pasar este armamento debido al fuerte negocio que representa.

“Yo creo que uno de los grandes males y de las grandes crisis –México es la punta del iceberg por la corrupción y todo lo que estamos viviendo de este drama–, es que los gobiernos desde hace mucho abdicaron a defender al Estado y a la condición que les otorga el Estado, que es servir a la gente y lo que le da condiciones y sentido a un Estado, darle paz y seguridad. Y se dedicaron y se han puesto a arrodillarse ante los capitales legales e ilegales. Hay un flujo perverso detrás de todo esto”, mencionó.

Asimismo, aclaró que a la fecha, ninguno de los gobiernos ha colocado esta situación como una prioridad en su agenda, y que mucho menos se encuentra en la agenda bilateral.

Con respecto a los grupos de autodefensa, el director del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, explicó:

“Lo que voy a decir parece una contradicción, pero en realidad es una paradoja; mientras México no controle las armas y presione a los Estados Unidos para el control de armas, y sigan basando este combate al narcotráfico, y no se legalice la droga; mientras esto esté así, el flujo de armas vaya y esté armando tanto al Ejército, a las policías, esté armando a los narcotraficantes; mientras el gobierno no detenga y sea incapaz de darnos seguridad, paz y justicia, por desgracia hay que aceptar que la gente tiene que defenderse”.

“Es increíble que desde que Calderón mandó el primer contingente del Ejército a Michoacán en 2006; a 2014 que estamos, viviendo con un nuevo gobierno, no hayan podido controlar esa situación en Michoacán”, lamentó Sicilia, para luego enfatizar el hecho de que las autodefensas empezaron a regresar la seguridad a la población, en menos de dos o tres semanas, lo que señaló como un claro indicio de la corrupción y la doble moral del gobierno.


“Tenemos que aceptarlo como un mal necesario o el menor de los daños entre lo que hemos vivido durante siete años y lo que seguimos viviendo”, concluyó.