martes, 21 de enero de 2014

Encinas peleará por señal abierta para Canal del Congreso

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0.
AUTOR: RAÚL LINARES.

En una breve comparecencia en la Cámara de Diputados, donde estuvieron presentes los legisladores Paloma Villaseñor Vargas (PRI), Maximiliano Cortázar (PAN) y Alfa Eliana González Magallanes (PRD), el senador por el Estado de México Alejandro Encinas rindió protesta para presidir la comisión bicameral que gestionará el Canal del Congreso de la Unión.

El político perredista cercano a Andrés Manuel López Obrador, lamentó que la ciudadanía tenga que pagar para ver las transmisiones en donde se hace público el trabajo de los diputados y senadores: “No es posible que los ciudadanos mexicanos tengan que pagar para ver el Canal del Congreso”.

Para esto hizo patente que comenzará de nueva forma el trabajo de licitación ante el Gobierno del Distrito Federal y la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para transmitir la señal de manera gratuita, y no continuar con el esquema de señal que se transmite exclusivamente por los sistemas de cable y señal satelital.



Del mismo modo, dijo que trabajará en fortalecer los contenidos y las producciones propias del canal, así como en impulsar reformas al marco jurídico para dotarlo de autonomía administrativa y de gestión.

Ése fue uno de los ejes que desde principios de la gestión pasada se propuso Maximiliano Cortázar, quien encabezó la comisión durante un año; sin embargo, el trabajo quedó a medias y no pudo concretarse como se tenía previsto, debido a algunas “trabas” administrativas.

Parte de los alegatos presentados para no cumplir con dicha encomienda, fueron los trámites ante la Semarnat para instalar una antena en el cerro del Chiquihuite, lugar que actualmente ocupa la señal de Proyecto 40 (concesionada a Televisión Azteca), informó el senador panista Daniel Ávila Ruiz en octubre pasado.

Paradójicamente, fueron los meses en los que se aprobaron las mayores reformas a las que se ha enfrentado el país: la política y energética.


Actualmente, la señal del dicho órgano de información de las cámaras de diputados y senadores apenas llega a una décima parte de la población (12.5 millones de usuarios), ateniéndonos a las estadísticas sobre audiencia de televisión privada que publicó en 2012 la Comisión Federal de Telecomunicaciones.