martes, 21 de enero de 2014

Ejecutan a un maestro frente a estudiantes en primaria de Morelos

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: OSWALD ALONSO.

CUERNAVACA, Mor. Un profesor jubilado que visitaba una escuela primaria del municipio de Tlayacapan, fue asesinado a tiros en presencia de los estudiantes; los asesinos lograron huir en una motocicleta.

De acuerdo con las autoridades educativas, el profesor Armando Meza Balderas, de 70 años, se encontraba de visita dentro del plantel para recomendar a una especialista que tenía el interés de dar clases.

Meza Balderas se encontraba en el patio de la primaria Emiliano Zapata, localizada en la colonia Cazahuates, cuando dos hombres armados y encapuchados dispararon en varias ocasiones desde el exterior, de acuerdo con testigos de los hechos, versión confirmada por las autoridades de procuración de justicia.

El docente murió en el patio, a unos metros de los salones. Los directivos de la institución informaron que el ataque se produjo instantes después de que los alumnos entraron y se disponían a entrar a las aulas.



Al escuchar los disparos, docentes y estudiantes se resguardaron y luego dieron aviso a las autoridades policiacas, explicaron los maestros.

El profesor jubilado habitaba en el lugar y también era líder social de la colonia.

Otros casos

El 28 de mayo de 2013, el profesor Benjamín Gutiérrez Aguilar, director de la primaria Belisario Domínguez, en el municipio de Emiliano Zapata, fue acribillado cuando circulaba en su auto por la carretera Zapata-Tezoyuca.

El 19 de junio del mismo año, un comando armado disparó contra un agente de tránsito que se encontraba a las afueras del preescolar Henri Wallon, localizado también en el municipio de Emiliano Zapata. En el ataque resultaron lesionados una mujer y su hijo de cuatro años.

Los dos casos están impunes ya que la Procuraduría morelense no ha dado con los responsables de los ataques ni tampoco ha planteado el móvil de los crímenes.


El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha insistido en exigir a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), vigilancia permanente en los planteles por el incremento de la violencia al exterior; sin embargo, los edificios se encuentran desprotegidos, situación que pone en riesgo la integridad física de los alumnos y de los docentes, denuncian padres de familia.