viernes, 31 de enero de 2014

Döring a Cordero: Es de gente “no bien nacida” imputar corrupción a Madero; acusa: FCH divide al PAN aún hoy

FUENTE: SIN EMBARGO.
AUTOR: MARCO ANTONIO MARTÍNEZ.

Ciudad de México, 31 de enero. La próxima contienda por la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) será acalorada, prevé Federico Döring. El coordinador de la fracción parlamentaria del PAN en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) es un simpatizante del actual líder, Gustavo Madero Muñoz. Cree que será una reedición de la lucha que se dio en 2010 entre Madero y los intereses del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa.

La diferencia fue que hace poco más de tres años quien enfrentó a Madero era Roberto Gil Zuarth. Ahora es el Senador Ernesto Cordero Arroyo.

En entrevista con SinEmbargo dice que el ex Presidente, quien regresa con una fundación a México, es culpable de la división interna del partido hasta el día de hoy, y ante las acusaciones de que los cercanos a Madero fueron corrompidos, afirma que es de gente “no bien nacida” hacer imputaciones como las expresadas por Cordero sobre los moches; critica que el ex Secretario de Hacienda no diga que algunos de sus amigos aparecieron en la lista de la revista Forbes de los 10 políticos más corruptos de México, en relación a la ex vocera presidencial Alejandra Sota Mirafuentes y el ex Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna.

Y no olvida que cuando la Senadora Luisa María Calderón fue acusada por el líder de Los Caballeros Templarios, de haber buscado su apoyo para las elecciones de 2011 –incluso Servando Gómez “La Tuta” difundió un video mostrando “evidencia”–, la hermana del ex Presidente Calderón recibió el respaldo del partido.

También advierte: Calderón no se ve como un ex Presidente, sino como un miembro activo del PAN.

Lo cierto es que la elección llega en un contexto de escándalos de corrupción contra uno de los hombres más cercanos a Madero: el coordinador de los diputados federales panistas, Luis Alberto Villarreal García, acusado de cobrar “moches” a cambio de asignar recursos públicos a municipios. El PAN se encuentra dividido entre maderistas y calderonistas y así está desde 2010.

La ruptura que sufre en panismo fue causada por Calderón, afirma Döring. “Calderón manejaba al partido como le daba la gana y designaba candidatos  a diestra y siniestra y esto generó mucha inconformidad. Entonces Madero daba las garantías de recuperar al PAN para tener una cancha más pareja y el avance de la cancha más pareja en el PAN es lo que generó enfrentamientos con el Presidente”, explica.

El Asambleísta sostiene que Calderón como Presidente de la República intervino en la vida interna del partido e impuso en la dirigencia a Germán Martínez Cázares y después a César Nava Vázquez; le pedía a los senadores que lo apoyaran no sólo en sus políticas públicas, sino también en sus decisiones sobre el partido. Y a quienes no lo acompañaban, los excluía.

“No toleraba que el partido pensara distinto”, recuerda.

Critica que a su predecesor en Los Pinos, a Vicente Fox Quesada, Calderón y los suyos criticaran su estilo ranchero, algo que denotó ingratitud, ya que sin él no habrían ganado la apretada elección de 2006.

Con Madero al frente del PAN, el intervencionismo de Calderón llegó al grado que luego del naufragio electoral del 2 de julio de 2012, intentó lo que llama “un golpe de Estado” contra el dirigente, por medio del Consejo panista, aunque el intento se frustró porque no obtuvo el apoyo del número suficiente de consejeros para la maniobra.

Para la elección de dirigente, Döring critica que Cordero, perteneciente al grupo de senadores que cada que Calderón pisa el país acude a visitarlo, junto con otros como Javier Lozano Alarcón o Mariana Gómez del Campo, se ha dedicado a recordar las acusaciones que pesan contra Luis Alberto Villarreal, pero sin pruebas.

Entrevistado en su oficina de la ALDF, donde cuelga un cuadro de Francisco Madero, explica que el PAN se juega en la elección de dirigencia dos proyectos que no sólo se relacionan con el PAN, sino con el país: el de un partido que ayuda a aprobar reformas, o el de ser una oposición recalcitrante.

MADERO, TOLERANTE Y GENEROSO

¿Cómo ve la situación del partido rumbo a la elección de dirigencia?

Calientita, por lo menos se está reeditando lo que se vivió hace algunos años. Se podría pensar que el PAN está muy dividido pero es la misma división que tenía hace tres años, cuando el entonces Presidente Calderón tenía de candidato al hoy Senador Roberto Gil y se dio una contienda nada equitativa en la cual cuando Gustavo Madero no gana en la primera ronda consigue el apoyo de varios para evitar que el Presidente impusiera un tercer jefe nacional del Comité Ejecutivo Nacional. Lo estamos volviendo a ver, la defensa del PAN contra quien representa los intereses del ex presidente Felipe Calderón.

¿Ve un Tucom panista (Todos Unidos contra Madero), hace unos días Jorge Manzanera dijo que quienes lo integraban no respetaban las reglas y Cordero informó que buscaba a Josefina Vázquez Mota para una posible alianza?

Pero no, una cosa es lo que dice el Senador, pero ya la propia Josefina Vázquez Mota dice que ella no está en ese ánimo, que cuando menos no existe ya la alianza, lo que pasa es que eso es lo que dice el Senador Cordero, pero Oliva ya dijo que ésta no es una contienda antimaderista. Ya escuchaste decir a Josefina que ella aún no toma una decisión de hacer una alianza, entonces el único que quiere una alianza antimaderista es Cordero, es evidente que es su agenda.

¿Será que Cordero carece de la fuerza por sí mismo para derrotar a Madero?

Más que calificar o descalificar a Cordero lo que habría que pedirle es que haga una campaña más propositiva. Lo que la gente nos reclama al PAN son propuestas. No es insultando a Gustavo Madero como van a sacarse adelante los proyectos que el PAN necesita para reposicionarse en la Cámara de Diputados el año que entra. A los candidatos hay que pedirles que digan qué van a hacer con el PAN, no repartiendo insultos a los compañeros del partido es cómo se va a conseguir una segunda oportunidad para la Presidencia de la República.

Usted desde 2010 apoyó a Madero y coincidió con él en el Senado, ¿desde cuándo lo conoce?

Desde que fuimos diputados federales en el 2003, llevamos muchos años de conocernos y una amistad de muchos años.

¿Cómo es como legislador y como dirigente?

Él es un hombre muy tolerante y muy generoso, él sirvió con mucha generosidad y pagando muchos costos y desgaste al Presidente Fox en la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados (de 2003 a 2006) y después volvió a servir al Presidente Calderón (en el Senado) y hubo muchas cosas en las que él se desgastó por sacar adelante proyectos al gobierno. Jamás vi que le regateara el apoyo a ninguno de los presidentes cuando había que sacar adelante propuestas fiscales impopulares, él siempre estuvo listo para tenderle la mano a los presidentes y si ellos son honestos intelectualmente le tienen que reconocer que gran parte de lo que sacaron adelante en el Congreso fue gracias al buen oficio de Gustavo y su liderazgo en la Comisión de Hacienda de la Cámara.


¿Como dirigente qué es lo que lo lleva a apoyarlo igual en este año?

Yo sabía que el proyecto de Madero era un proyecto de rescatar al PAN en el cual el partido acordara con Calderón pero no se dejara imponer o pisotear por él. Hay que recordar que con Germán Martínez y César Nava, Calderón manejaba al partido como le daba la gana y designaban candidatos  a diestra y siniestra y esto generó mucha inconformidad, entonces Madero daba las garantías de recuperar al PAN para tener una cancha más pareja en el PAN y es lo que generó enfrentamientos con el Presidente, que como pasó en 2012 él quería imponer candidato.

CALDERÓN CAUSÓ DIVISIÓN

Por esa época usted dijo que el árbitro era Madero y no Calderón luego de que el entonces Presidente les pidió a los aspirantes a la candidatura, renunciar, ¿si percibía mucha injerencia de Calderón?

No yo, sino la enorme mayoría de mis amigos y que teníamos información lo percibíamos. ¿Quieres un dato? Hablemos de Isabel Miranda de Wallace. La segunda candidatura más importante fue una imposición del Presidente al partido.

Este intento de manejar al partido desde la Presidencia fue una práctica que ustedes criticaron del PRI, ¿qué le generó al PAN?

Es lo que genera la división. El PAN no tuvo división cuando Fox era Presidente, cuando el Presidente Fox coqueteaba con la idea de que Marta Sahagún fuera candidata el partido se opuso y él accedió, aceptó a regañadientes pero aceptó, eso no pasó con Calderón. Él no toleraba que el partido pensara distinto.

¿Eso sembró resentimiento entre algunos panistas o la percepción de que había beneficiados y otros perjudicados?

Sembró resentimiento entre algunos panistas que habían servido al país desde su partido y que los corrieron del gobierno de Calderón nada más por no ser calderonistas. Lo que sí generó fue un sentimiento de inconformidad porque empleaban los instrumentos del gobierno para golpear políticamente o para privilegiar apoyos desde la dirección general de la Secretaría de Desarrollo Social (Secretaría que encabezó Cordero) al grupo de Calderón y marginar a otros grupos de apoyos del gobierno federal. En muchos casos sí se manejó el gobierno con ese sectarismo, sí se manejó la gente con el agravio sin mayor razón, simplemente se le retiraba la confianza porque no era gente cercana al Presidente Calderón y eran cuadros del partido y con la misma capacidad.

¿Algunos dicen que el Presidente Fox fue maltratado también por Calderón?

No fue maltratado, en un momento fue cuestionado. Hubo algunas decisiones o propuestas del Presidente Fox que no eran bien vistas por el Comité, entre esas la de Martha de ser Consejera nacional y no gustaba la idea que se perfilara para sucederlo. Pero el presidente aceptaba, no se enojaba con el PAN, puede que no le agradara pero no se enojaba con el PAN.

¿Pero parte del distanciamiento pasa por el trato recibido por Calderón?

Lo que pasa a nadie le hubiera gustado que te hubiera ayudado a ganar una elección y tú me agradezcas hablando mal de mí diciendo a todo mundo que soy un ranchero,  sí hay una ingratitud del Presidente Calderón porque es evidente que en una contienda cerrada nadie puede decir que hubiéramos ganado sin el apoyo del presidente Fox. Por lo menos es la vista mediática. Acuérdate que Andrés Manuel López Obrador se empieza a desmoronar cuando dice “cállate chachalaca” y a quien le contesta es a Fox, no a Calderón.

¿Madero sí opuso resistencia a Calderón?

No la opone. A ver, muchas de las cosas que pidió el presidente a Madero las hizo entonces, las intentó, la militancia a veces no transitaba. También el problema es que el presidente Madero era alguien a quien tenía que convencerlo de las decisiones, pero muchas veces eran simplemente una postura, el Presidente no entendía, nos lo dijo varias veces, ‘a ver, en el régimen político que sea los senadores del partido apoyan al presidente’. Varias veces nos los dijo. Sí, sí, los senadores del PAN están obligados a respaldar a su gobierno, y a acompañar a su gobierno en política pública, no a aceptar línea política en la vida partidista, ahí es donde inclusive a los senadores nos marginaba. Era muy claro en qué grupo nos tenía ubicado, un grupo afín, uno alejado del Presidente, nos convocaban a reuniones de todos los senadores, pero a veces a unos cuantos a platicar y era claro que tenía ubicados quiénes eran cercanos y quiénes no.


¿Hay algún tema que recuerde donde el Presidente haya pedido el apoyo de senadores para un tema partidista?

A los senadores no en un tema partidista aunque nos lo dejaba saber, pero en alguna ocasión nosotros íbamos a poner en la Suprema Corte a un connotado panista al licenciado Estrada Sámano y a la mera hora nos cambiaron al cuarto para las 12 con el ministro Arturo Zaldívar, el Presidente le arrebató el acuerdo político de que hubiera un panista en la Corte, fue muestra de poco respeto al acuerdo que habíamos hecho los senadores con el miembro de este partido.

¿Supo si lo hizo con Madero, hubo temas donde se levantaban la voz?

No sé si se levantaron la voz, lo que sí puedo decir es que se percibía que al final ya la relación era menos tersa. Yo creo que también tuvo que ver con que el Senador Cordero no obtuvo la nominación a la Presidencia, no sé si el Presidente le hubiera pedido ayuda a Gustavo Madero pero algo que le reconozco al presidente del PAN es que no se metió, la prueba es que ganó Josefina Vázquez Mota y gran parte del equipo de Madero apoyaba a Cordero aunque algunos apoyaban a Vázquez Mota.

¿Pasado el 2 de julio Calderón intentó retomar el control del partido?

En alguna ocasión intentó concitar a los consejeros nacionales a la destitución de Madero, no le alcanzó el número de consejeros pero sí tuvo la intentona de un golpe de Estado para que entre julio y diciembre cuando aún era presidente él pudiera incidir en un interinato.

¿Pero Madero se movilizó?

Vimos el intento de golpe de Estado del Presidente y se conjuró pero eso habla de su convicción democrática.

¿Saliendo Calderón sienten que hay intromisión, cuando se habla que Cordero es apoyado por él y que Calderón viene a apoyarlo?

Ya no sería intromisión, ya tiene derecho a participar. Lo que sí es un hecho es que él no se ve en el retiro como un ex Presidente sino con una vida partidista. Ahora, tiene todo el derecho de hacerlo y ya no tiene la posibilidad de condicionar el voto por medio del gobierno federal, ahora tiene más derecho que antes a la vida partidista. El Estatuto dice que por haber sido Presidente de la República tiene derecho a ser Consejero vitalicio. El propio Estatuto le concede una interacción permanente con el partido y si él siente algo en la forma cómo lleva el partido Gustavo Madero podría criticarlo, la diferencia es la educación o la clase con la que se dirige, me parece que nunca vas a ver al Presidente Calderón emplear los adjetivos que emplean senadores cercanos a él.


¿Esos senadores están muy identificados con él?

No van a negar que cuando llega a México son de los pocos senadores, 12 o 13 senadores que cuando viene se reúnen con él, están identificados con él.

¿Luisa María Calderón…?

“Cocoa”, Mariana Gómez del Campo, Gabriela Cuevas, Roberto Gil Zuarth, Javier Lozano, Ernesto Cordero, Adriana Dávila, el Pashita de Campeche, Jorge Luis Lavalle Maury.

SIN DENUNCIAS

¿Qué tanto afectará al PAN el tema de los “moches” en el que los corderistas han sido incisivos?

Es un tema aunque no se ha presentado ninguna prueba, es un tema  que de alguna manera tienen que responder todos los candidatos y candidatos a diputados del PAN, imagínate a quién no le van a preguntar si hubo o no moches cuando sean candidatos a la elección del 2015, el daño que están haciendo no es a Gustavo Madero, hay que tomar el tema con mucha seriedad. En el Consejo nacional el Diputado Villarreal dijo que le hizo una acusación el periódico Reforma basado en lo que dijo el Alcalde (de Celaya, Ismael Pérez Ordaz). Si ustedes revisan el alcalde no dice que él le había pedido expresamente el “moche”, nunca señaló al Diputado Villarreal y no ha presentado ninguna denuncia. La única es del propio Villarreal que pide que se investigue. Se ha llevado un manejo político sin denuncia de por medio.


¿Ve usted que basan su fuerza en este tema?

Tienen una representación importante dentro del partido, no puedes pensar que un grupo de senadores no tenga representatividad dentro de la militancia, sin embargo hay un antecedente muy claro en el cambio de Estatutos ellos se opusieron y fueron incapaces de construir una tercera parte que se opusiera a los Estatutos, a pesar de todo el circo, maroma y teatro que montaron, las dos terceras partes de la militancia apoyaron a Madero en el cambio de Estatutos, eso te da una fotografía reciente de cuál es el nivel de correlación de cosas en el partido.

¿Por qué Madero debería seguir al frente del PAN?

Si tú comparas el manejo de la crisis de Dulce María Sauri (presidenta del PRI en el 2000) después de perder la Presidencia y la de Madero, éste logró sortear una crisis, el PAN no estaba en crisis inmediata, lo transformó y lo incluyó en el Pacto por México e incluyó gran parte de la agenda del PAN, incluso la que ni Fox ni Calderón lograron la consiguió sacar Madero en el Pacto. El triunfo de Francisco “Kiko” Vega (en Baja California) reposiciona al partido así como los resultados en Tamaulipas y Aguascalientes, Madero tiene resultados electorales de un partido que está compitiendo para ganar. El partido empezó a perder a finales del gobierno de Calderón, pero Madero ya demostró que si él es el llamado a coordinar las estrategias electorales el PAN puede volver a tener.


¿Usted dijo una frase de que no era de gente de bien nacida lo que él hacía, por qué se la dijo?

Porque es cierta, esa no es la imagen de un Senador del PAN y yo no creo que sea de gente bien nacida el hacerle una imputación a alguien sin ninguna prueba, eso se llama injuria, calumnia y no lo hace la gente bien nacida. Si tiene pruebas que las presente y si no… Ahora resulta que él habla del “moche” como si a él le constara, como si a él se lo hubieran pedido cuando son sus amigos los que están en la lista de Forbes, señalados como los panistas de la corrupción, yo no veo que a los amigos de Madero los estén señalando en la lista de Forbes, son los de Cordero.

¿Se refiere a Alejandra Sota? Y a otros que ahí salen también

¿A Genaro García Luna? ¿No? Ellos no son amigos de Villarreal o de Madero.

Los corderistas critican el Pacto por México y dicen que con Madero el PAN no es oposición, le apuestan a decir no al gobierno.

Ellos le apuestan a repetir el error que cometió el PRI entre 2000 y 2006 que es obstaculizar al gobierno. La gente le dio un voto a Calderón porque le quedó claro que el PRI se la pasó saboteando a Fox. Sin embargo cuando la gente vio a un PRI sin sabotear a Calderón, que lo criticaba, le hacía contrapeso pero colaboraba, la gente le dio una nueva oportunidad al PRI, nosotros deberíamos aprender y no reeditar los excesos de una oposición recalcitrante

¿La llegada de Cordero sería un riesgo para los panistas?

Esto es más grande que el PAN, tienes un Congreso que está sacando reformas trascendentales, muchas de ellas en consenso porque el PAN está colaborando, me parece entonces que no le conviene ni al PAN ni al país  cambiar en esta brecha que ha sido exitosa. No creo que los mexicanos estén pensando en un PAN que le haga la vida miserable a Peña Nieto si hay un partido que lucha por su país y que en todo caso elige o ponga freno a los abusos que podría impulsar Peña Nieto en materia legislativa, pero no creo que quieran sabotear como el PRI saboteó al PAN.

Cordero dice que Madero es el candidato cómodo para Peña Nieto.

Yo creo que hay que pensar ya en las propuestas de campaña y no tanto en los juicios, ya habrá oportunidad de enfrentar las distintas opciones del partido.

¿Ve dividido al PAN o ha estado peor?

El PAN está igual que como estuvo cuando Madero ganó, lo que pasa es que no era tan mediático pero el sentimiento era ‘no queremos que imponga Calderón al jefe nacional’ y yo te diría que la división que tiene el PAN ahí se incubó cuando maniobran para la renuncia de Espino, imponen a Germán Martínez, imponen a César Nava, ni siquiera hubo democracia, fueron procesos a modo, no hubo contrincante. ¿Quién se enfrentó a Nava, quién se enfrentó a Germán? Hubo contienda en otros años, debe haber contienda ahora y hacer las cosas con mesura y dignidad para los panistas.

¿Cómo va a ayudar a Madero?

En la trinchera que me toque, no es una elección de consejeros, es de militantes, voy a ayudar para decirle a los panistas de la ciudad con los que pueda platicar porqué voy a apoyar a Madero.

¿Qué se juega el PAN con esta elección?

Se juega eso, no repetir los errores que le impidieron al PRI recuperarse de 2000 a 2006 o seguir en una ruta muy exitosa que le permita ser competitivo en la elección de 2015.

¿Al final la elección será entre Madero y Cordero o ve a Oliva con fuerza?

Yo tengo que concentrarme en apoyar a Madero y los otros que se concentren en sus proyectos.

¿No hubiera sido más fácil hacer la comisión de investigación?

A ver, al Senador Cordero un empresario de Durango lo acusó de “moche”, ahí nadie pidió la comisión, ¿por qué? Porque no había elementos, cuando no sé qué mafioso de Michoacán acusó a la Senadora Cocoa la respaldamos. Se hizo una comisión para investigar casinos (el año pasado y donde se involucró al ahora Senador Roberto Gil Zuarth) porque sí había elementos para investigar el caso de los casinos, había denuncias pero si se acusa a un panista sin elementos, sin aportar pruebas y con su solo dicho no vale la pena crear una comisión. ¿Qué hubiera investigado la comisión? ¿El dicho de quién? El alcalde no ha presentado un solo documento, no vas a presentar denuncia ni ante la procuraduría estatal ni ante la procuraduría general de la república. ¿Qué iban a investigar?


¿Esta insistencia de Cordero le hace más año al PAN?

Es la estrategia del entrenador para posicionarse de cara a la contienda de la dirigencia nacional, pero no es lo mismo investigar el origen de los casinos con documentos y resoluciones judiciales y que comparezcan todos los que fueron funcionarios de Gobernación, que investigar el dicho de alguien que no tiene o si lo tiene no ha presentado un documento a la opinión pública ni en ninguna autoridad competente.

¿Habrá más golpes  de este tipo?

Yo creo será una contienda muy acalorada, pero el PAN lo que debe procurar a través de esta comisión organizadora de la elección es que haya reglas y conmine a todos que se sensibilicen, es lo bueno de la comisión que con las mismas condiciones se puede ver esto.

¿Imperará la camaradería castrense?

Debe de haber crítica y debate, no puede ser una luna de miel, pero que sea critica con respeto, que no sea una contienda personal sino con respeto.