jueves, 23 de enero de 2014

¿Dónde quedó la lana?

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: GEORGINA HOWARD.

Del 2007 al 2013 se destinaron 191 mil 795 millones de pesos para el FARP. Esa suma podría quedar en el aire, pues con la aprobación de la reforma hacendaria este fondo desaparecerá.

Javier Salinas Narváez, presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados, exigió a la Secretaría de Hacienda explicar dónde se encuentran 115 mil 435 millones de pesos destinados al Fondo de Apoyo para la Reestructura de Pensiones (FARP) que no se erogaron.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) explicó que del 2007 al 2013 se destinaron en total 191 mil 795 millones de pesos para el FARP.

Estos recursos estaban bajo la responsabilidad de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la Subsecretaria de Egresos de la Secretaría de Hacienda.


No obstante, denunció, solo hay registro de que se erogaron 76 mil 300 millones de pesos.

“Por lo que se necesita explicar los más de 115 mil millones de pesos restantes”, advirtió.

Esos recursos, explicó el legislador, provienen de ingresos excedentes de Petróleos Mexicanos y tienen como objetivo reestructurar los sistemas públicos de pensiones.

Con ello se busca consolidar un sistema nacional de pensiones basados en cuentas individuales que permitan migrar al sistema de pensiones del IMSS o ISSSTE.

Este fondo desaparecerá este año, dijo, con la reforma hacendaria que se aprobó.

Lo grave, reconoció el legislador, es que podría quedar en el aire esa millonaria suma que obligatoriamente la SHCP tuvo que destinar para las pensiones de los trabajadores mexicanos.

Esos recursos debieron utilizarse en apoyo a esquemas de reestructura de pensiones en los tres niveles de gobierno, así como de las universidades públicas.

Sin embargo, solo un pequeño porcentaje se destinó para atender únicamente al IMSS e ISSSTE, según los propios registros de SHCP.

Con la desaparición de este fondo a partir de este año para crear el Fondo de Solidaridad, se requerirán esos recursos para que comience a operar.

“(Si no se tienen los lineamientos) vamos a tener muchos problemas con las pensiones”, alertó.

Como cheque en blanco

Las prisas por aprobar la reforma hacendaria sin leerla y su desconocimiento de las operaciones financieras, llevaron a los legisladores a firmar cheques en blanco en el Presupuesto de Egresos y Ley de Ingresos para este año.

Para el exprocurador fiscal de la Federación, Gabriel Reyes Orona, los legisladores aprobaron autorizaciones discrecionales y opacas en el ejercicio del presupuesto que solo los llevaron a legitimar hoyos negros.

Todo esto, sin ninguna fiscalización por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Se trata de muchas partidas presupuestales que para el 31 de diciembre del año pasado el gobierno “no supo, no pudo o no quiso ejercer” y generó el descontrol que ahora se vive, advierte Reyes Orona a Reporte Indigo.

Todos los “fondos Corderianos”, fideicomisos y mandatos que se crearon en la época de Felipe Calderón ya entraron a esa caja negra, indica.

El hoy senador Ernesto Cordero debería explicar muchas de las que se hicieron cuando era secretario de Hacienda como la creación de esos fondos, menciona Reyes Orona.

“Todas esas partidas y guardaditos del pasado, presente y futuro que no se gastaron, entraron a esa caja negra que no es susceptible de ninguna rendición de cuentas, fiscalización o transparencia”, agrega.

Ahora, dice, los legisladores no deberían mostrarse sorprendidos, porque ellos mismos avalaron la creación de esos cheques en blanco que están puntualmente escritos en los últimos artículos de la  Ley de Ingresos y que se refieren al manejo presupuestal.


El Fondo de Apoyo a la Reestructura de Pensiones (FARP) se creó el 7 de diciembre de 2007 en apego al artículo 19 fracción V de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.