miércoles, 29 de enero de 2014

Consulta para la reforma energética “no tiene sentido”: Salazar Diez

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ALEJANDRO GUTIÉRREZ.

MADRID, (apro).- El presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Francisco Salazar Diez, aseguró hoy aquí a potenciales inversores españoles que el referéndum vinculado a la reforma energética de México “no tiene sentido”.

“Es un tema de connotación jurídica, pero hay argumentos que todavía no dejan claro si puede haber referéndum”, respondió a una pregunta de los asistentes al desayuno-coloquio de Iberoamérica Empresarial “México: Perspectivas frente a la reforma energética”.

Aunque el referéndum es una demanda tanto del PRD como de un grupo de intelectuales mexicanos, Salazar explicó que personalmente cree que hay dos elementos importantes que “cancelan esta posibilidad: El hecho de que no está previsto esto como un mecanismo de (la) reforma constitucional, por lo tanto no tendría sentido”.

Y el otro elemento, explicó, es que “esta reforma está vinculada con los temas de carácter fiscal –por la aportación del petróleo a los recursos fiscales— de tal manera que desvincularlo no tiene sentido”.

Aunque precisó que esto lo definirá el Congreso mexicano, “en mi opinión no aplica”.

El titular del regulador energético mexicano hizo una amplia exposición sobre los alcances de la reforma energética, y adelantó que ésta requerirá que en todo el sector energético se tenga que hacer una inversión global de 700 mil millones de dólares.

“Lo que se estima, más o menos en números redondos, que en los próximos diez años en todo el sector –no solo hidrocarburos—son 700 mil millones de dólares. De esos probablemente la mitad sea recursos del propio Estado mexicano a través de sus empresas, Pemex y CFE, y los otros provengan de la inversión privada”, dijo.

Sin embargo, reconoció que hacia fines del sexenio la proyección de inversión del sector privado oscilará los 10 mil millones de dólares, recursos que pueden ser de México, España o cualquier otro país.

Explicó que el sector privado está invirtiendo alrededor de 20 mil millones de dólares, aunque eso podría aumentar.

En entrevista con corresponsales mexicanos, Salazar señaló que la reforma va a “catapultar a México”, porque representa oportunidades de crecimiento, de inversión y de competitividad en el sector.

Al preguntarle luego sobre la garantía de que la liberalización del sector no incremente la factura del consumo de electricidad, el funcionario señaló que los actuales subsidios generalizados deberán ser enfocados a los sectores más desfavorecidos.

“Lo que hay que hacer es cambiar el enfoque de estos subsidios, tienen que ser focalizados, el día de hoy son generalizados que igual benefician a un profesionista gracias a su consumo bajo que a una familia en condiciones de pobreza y su ingreso no le permite pagar la factura eléctrica. Entonces, el cambio será concentrar los recursos en la gente que efectivamente los requiere”.

A su vez, el responsable del área de Energía Global del banco BBVA, Carlos Zuloaga, aseguró que el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano tendrá un crecimiento adicional de 1.5 puntos con motivo de las reformas, particularmente la energética.

Avanzó que este incremento será adicional al que los Servicios de Estudios Económicos de dicho banco proyectan para México en los próximos años, que será “por encima del 4 por ciento”.

En su opinión, ya empieza a visualizarse una mejoría toda vez que este año prevén un repunte de 3,1 puntos del PIB frente al 1.2% de 2013; y el índice inflacionario bajará a 3.5 respecto del 3.8 del año pasado.

Zuloaga señaló que las reformas mexicanas, en particular la energética, es “la más impactante para las empresas españolas y extranjeras”.

Al respecto, el comisionado de CRE señaló que hay escenarios que coinciden con la proyección del BBVA, pero también hay otros análisis que prevén un crecimiento mayor.

El evento es organizado por el diario económico Expansión, del Grupo Unidad Editorial con patrocinio especial de la empresa energética Acciona —con una fuerte inversión en México— y el banco BBVA, así como por otras empresas como la energética Endesa, Zurich, el despacho de abogados Ontier, ProMéxico, entre otros.


El regulador energético mexicano estuvo acompañado por la embajadora Roberta Lajous.