viernes, 31 de enero de 2014

CNDH pide al gobierno de Borge aplicar medidas cautelares a favor del corresponsal de Proceso

FUENTE: PROCESO (REDACCIÓN)

MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó al gobierno de Quintana Roo aplicar las medidas cautelares correspondientes para garantizar la integridad física del corresponsal de la revista Proceso en aquella entidad, Sergio Caballero, luego de la campaña negra desatada en su contra por parte de cibernautas al servicio de las autoridades estatales.

El organismo presidido por Raúl Plascencia Villanueva, informó en un comunicado que un equipo de visitadores adjuntos fue enviado a Cancún, para entrevistarse con el reportero y recabar evidencias e información relacionada con los hechos.

Asimismo, refirió que se buscará que la autoridad investigue “de manera amplia e imparcial” hasta lograr que se esclarezcan los hechos, se deslinden responsabilidades y se garantice que la agresión no quede impune.

El pasado martes 28, desde cuentas de “trolles” y “bots” al servicio del gobernador Roberto Borge Angulo, se publicaron mensajes en Twitter en los que se mofaban de un percance automovilístico en el que se vio involucrado el reportero del noticiario de mediodía de Cancún, Javier Vite. En los mensajes se atacaba también a Sergio Caballero.

Los ataques contra ambos periodistas arreciaron la noche del mismo martes desde la cuenta de Twitter de César Morera, coordinador de las Redes Sociales del mandatario estatal.

A través de las cuentas falsas, Morera llegó al extremo de vincular al corresponsal de Proceso con el narcomenudista Yazbet Ramos, detenido en días pasados en la misma colonia donde el reportero tiene su domicilio. La información fue retomada incluso por diarios locales.

Los mensajes fueron replicados por bots de cuentas clonadas, entre otras, de dirigentes de PRD y PAN, así como por trolles priistas.

Los ataques virtuales contra el corresponsal de Proceso continuaron el miércoles 29, con la divulgación de mensajes intimidatorios, como el hecho de que personal de la SEIDO iba camino a Cancún, para investigar al colaborador del semanario que dirige Rafael Rodríguez Castañeda.

Por la tarde, el gobierno de Quintana Roo envió una carta a este semanario en la que se deslindó de los hechos, rechazó tajantemente que el gobernador ataque al reportero de esta casa editorial en redes sociales o que lo haya ordenado.

Asimismo, refirió que quienes acostumbran a navegar en Internet o participan en las redes sociales, “saben que se exponen a ser blanco de críticas o ataques de parte de personas que actúan desde el anonimato de una dirección electrónica o nombre que no necesariamente corresponden con la realidad”, actitud que el gobierno de Borge reprueba, refiere la carta.

En su comunicado, la CNDH señaló que su titular, “condena y rechaza cualquier acto que inhiba la libertad de expresión”.

Y sostuvo que “es obligación del Estado prevenir cualquier acto que violente esta libertad, ya que toda sociedad democrática debe tener como uno de sus principales componentes la participación de una prensa libre e independiente, que cumpla con su función social en condiciones de seguridad”.

El organismo indicó que dará seguimiento puntual al caso y ejercerá sus atribuciones legales para garantizar el pleno respeto y promoción de los derechos humanos de Sergio Caballero.


Una vez concluida la investigación correspondiente, puntualizó, emitirá la determinación que conforme a derecho proceda.