miércoles, 29 de enero de 2014

Cero y van cuatro

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: RODRIGO VILLEGAS.

El secretario de Gobernación presentó la nueva estrategia para disminuir los secuestros en el país, ¿será la vencida?

Con un aumento del 20 por ciento en el índice de secuestros en lo que va de la administración del presidente Enrique Peña Nieto –de acuerdo a las cifras del SNSP 2012-2013–, la Secretaría de Gobernación (Segob) presentó la nueva estrategia nacional antisecuestros.

“Esta estrategia es diferente”, aseguró el activista Alejandro Martí, quien funge como observador ciudadano en la nueva Coordinación Antisecuestros del Gobierno Federal.

Se trata de la cuarta estrategia para disminuir este delito en cuatro sexenios.

Una promesa más que será puesta en marcha de manera inmediata en los 10 estados con mayor índice de secuestros: Durango, Zacatecas, Estado de México, Morelos, Michoacán, Guerrero, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, y el Distrito Federal.

El titular de la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que los esfuerzos para combatir este delito han sido “insuficientes”.

“Para enfrentar el secuestro se requiere de coordinación, capacitación, tecnología y evaluación. No se trata de señalar responsables, lo importante es resolverlo y dar los mejores resultados a los ciudadanos”, dijo Osorio Chong.

El zar promesa 

El nombramiento de Renato Sales Heradia como nuevo zar antisecuestros fue aparentemente bien recibido.

Los funcionarios federales que tomaron la palabra en la ceremonia llevada a cabo en Bucarelli, elogiaron y distinguieron la “carrera intachable” de Sales Heradia.

Hasta hace unos días fungía como subprocurador de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República. Puesto que ocupaba desde junio de 2013, cuando reemplazó a Alfredo Castillo, el ahora comisionado para la seguridad y desarrollo de Michoacán.

De manera extraoficial se le mencionaba como uno de los posibles aspirantes a suceder al procurador Jesús Murillo Karam.

El nuevo “zar” antisecuestro aseguró que la coordinación entre el gobierno y la sociedad civil para combatir el delito de secuestro es clave y fundamental.


Agregó que para identificar y reforzar las tareas es necesario compartir experiencias, conjuntar esfuerzos, especializar y profesionalizar a los encargados de la seguridad, además de una plena colaboración con los diferentes niveles de gobierno.