jueves, 30 de enero de 2014

Alan Knight señala el abandono del ideario de la Revolución Mexicana

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: Merry MacMasters.

El PRI actual no quiere meterse mucho en la historia, dice en entrevista con La Jornada. Invocar algo que ocurrió hace un siglo no es el estilo discursivo de ese partido, sostiene el investigador británico. Presenta en México su libro más reciente, publicado por El Colegio de México. En dos tomos recoge sus ensayos de tres décadas alusivos al movimiento armado.

A partir del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) abandonó el ideario de la Revolución Mexicana, expresa en entrevista con La Jornada el historiador británico Alan Knight (1946).

“Mi impresión es que el PRI actual no quiere meterse mucho en la historia, quizá porque es un poco espinoso. Es difícil saber en qué medida es todavía el PRI del pasado –para mí son diferentes en muchos aspectos.

Entonces, es un PRI que pone más énfasis en la tecnocracia, en nuestras políticas modernas; la modernidad es lo importante. Invocar algo que ocurrió hace un siglo (la Revolución Mexicana) no es su estilo discursivo, señala Knight.

Especialista en historia de México, vino al país para presentar su más reciente libro, Repensar la Revolución (El Colegio de México). En dos tomos recoge ensayos escritos a lo largo de tres décadas. “Leí el libro de Peña Nieto (México, la gran esperanza: un Estado eficaz para una democracia de resultados) antes de su elección. Hay muy poca historia, hay mucho de perspectivas, reformas energéticas, fiscales, todo eso lo sabemos. Pero, muy poca historia”, acota.

El segundo tomo de la obra de Knight tiene un capítulo, El mito de la Revolución Mexicana, uno de sus ensayos más recientes.

Al respecto, comenta: “Durante tres décadas, hasta los años 40 (del siglo pasado), hubo con la Revolución políticas genuinamente radicales, también muchos errores, y los mitos surgieron con Zapata, Cárdenas, la expropiación petrolera y la reforma agraria. Pero no sólo los mitos nacionales, también héroes y leyendas locales.


“Más o menos de 1940 en adelante la política cambia, todavía hay reparto de tierras, pero es menos importante. El énfasis en la política es diferente, como mencionamos, una nueva generación civil, más tecnócrata. Ellos (el PRI) seguían utilizando el discurso de la Revolución y hablando de Zapata, de Cárdenas, y no del todo hipócritamente. Pero lo que se nota cada vez más es que la oposición comienza a utilizar la bandera. Por ejemplo, Rubén Jaramillo, ex zapatista, o en los años 60 en adelante es la oposición que alzó la bandera de la Revolución en contra del régimen. Entonces, hubo como una disputa para ver quiénes son los verdaderos revolucionarios.

Con Salinas, lo menciono nada más como un individuo muy importante, hubo más abandono de los principios de la Revolución. Hay fin de la reforma agraria, distensión con la Iglesia, apertura de la economía, no fue un rechazo total pero una aceleración de este movimiento fuera de la Revolución. Otra vez, la oposición con el cardenismo, con el Partido de la Revolución Democrática, sigue utilizando ciertos mitos, leyendas de la Revolución. Entonces, sigue como una fuente de discursos y de mitos.

Hueco negro

A la pregunta, ¿por qué es tan atractivo el estudio del movimiento armando mexicano?, el entrevistado afirma tener también interés en otros países. Sin embargo, México tiene una historia tan variada, tan complicada y a veces trágica, entonces al involucrarse con la Revolución es como una suerte de hueco negro; al haber entrado es difícil salir.

En los 35 años, más o menos, que abraca el volumen, han surgido nuevas investigaciones, particularmente en México, aunque también en Estados Unidos y Europa, pero aquí ha habido un gran crecimiento histórico de investigación sobre muchos temas, en especial, la Revolución en las regiones, en la provincia, en los municipios, los pueblos. La historia desde abajo, de la clase popular. Entonces, siempre hay cosas nuevas que salen a la luz.

–Después de 30 años, ¿qué aspectos de la Revolución Mexicana le interesan?


–Trato de terminar un libro sobre México en los años 30 (del siglo pasado), porque había escrito mucho sobre la revolución armada, que fue como el estallido, los comienzos de todo el proceso. Ahora quiero terminar el ciclo. Ya tengo un manuscrito, pero necesita mucho más trabajo. No es una biografía de Cárdenas, aunque obviamente es una figura clave. Tiene que ver con todos los cambios de los años 30. Tiene que ver con la Revolución, pero otro elemento relevante en ese periodo fue la Gran Depresión. Porque lo que pasó en México en los años 30 tiene que ver tanto con la Revolución como con la Gran Depresión, y las medidas que el gobierno adoptó para tratar de enfrentarse con este gran problema y que hicieron con bastante éxito.