miércoles, 29 de enero de 2014

Admite Chuayffet que “ninis” egresan como abogados y terminan como taxistas

FUENTE: PROCESO (REDACCIÓN)

MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet, señaló que uno de los objetivos fundamentales de la reforma educativa es la convergencia de calidad, equidad e inclusión, para que quienes estudian el bachillerato y la universidad –dijo– dejen de convertirse en los “ninis” que “egresan como abogados y terminan como taxistas”.

Durante un encuentro que sostuvo con rectores, directores de instituciones educativas y presidentes de cámaras empresariales de San Luis Potosí, al que también asistió el gobernador Fernando Toranzo Fernández, Chuyffet aseguró que la reforma educativa tiene como propósito principal “que los alumnos encuentren un paisaje acogedor que les permita aprender mejor”.

Para ello se creó, entre otras cosas, un sistema de evaluación docente y un escalafón que permita colocar a los mejor preparados para las funciones directivas al frente de cada escuela, dijo.

Cuando tocó el tema de los “ninis”, el funcionario federal sostuvo que se acabaron “las escuelas clásicas que teníamos en el siglo XIX y principios del XX, donde lamentablemente conjugaron todo el espacio del siglo XX para llegar a escuelas que produzcan muchos que trabajen en lo que estudiaron, muchachos que no se frustren por delegar su ocupación laboral a un mundo que no corresponde al de sus propios estudios”.

Durante el encuentro, Chuayffet consideró que uno de los retos es hacer un “empate” entre el aparato productivo y la enseñanza en México, por lo que adelantó que el presidente Enrique Peña Nieto está por firmar un convenio con Alemania “para instalar el modelo actual”.

“Si existe la posibilidad”, dijo, se crearán hasta cinco universidades federales nuevas. “Se me ocurre pensar en una universidad como la de Ciencias del Mar u otra sobre el petróleo y la energía, por la demanda potencial que tendremos en estas actividades”, añadió.

Luego de señalar que al país le cuesta 21 mil millones de pesos anuales la escuela primaria, el exsecretario de Gobernación manifestó que muchos de sus programas “fueron oportunidad sexenal, fueron aventura, y está demostrado que no sirvieron”.

De estos planteles de la educación básica, añadió, “desapareció el civismo, la educación artística, que casi todos llevamos música por regla general; desaparecieron el civismo y los valores, y no podemos dejar de recibir estas materias como formativas a cambio de sacrificar 19 programas con los que fuimos llenando” la primaria.

En conferencia de prensa, destacó que el subsidio de las universidades mexicanas ha crecido, y éste, agregó, es un elemento fundamental para que den mayores oportunidades a sus propios estudiantes.

Admitió que también han ido creciendo en términos propios, “algunas aumentando las cuotas de inscripción, de suerte que puedan de reinvertirse para dar mayor cupo a los alumnos”.

Y están las famosas becas de Educación Superior, apuntó, que tienen como objeto hacer que un mayor número de estudiantes ingresen a las universidades.


Antes de concluir su participación en el encuentro realizado en San Luis Potosí, el exgobernador del Estado de México recordó que Peña Nieto se comprometió a alcanzar durante su administración 40% de cobertura en educación superior, “lo que representa expandir y crear la infraestructura universitaria para incluir a 9% de nuevos estudiantes”, es decir un millón de alumnos, puntualizó.