lunes, 16 de diciembre de 2013

Sólo un 0.047% de los usuarios avalaron el alza al Metro

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0
AUTOR: RAÚL LINARES.

(14 de diciembre, 2013).- Desde el pasado 6 de diciembre cuando, cuando el titular del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), Joel Ortega,  dio a conocer que el 56.2 por ciento de los usuarios avalaban el incremento a la tarifa, de 3 a 5 pesos, vigente a partir de ayer, justificó la medida basado en los resultados de un sondeo realizado por tres casas encuestadoras, Mitofsky, Parametría y Covarrubias.

¿Cuáles fueron sus resultados?

De acuerdo al informe dado a conocer luego de la presión que ejerció la prensa para obtener el acceso a la fuente, fueron entrevistados alrededor de 2 mil 400 usuarios, distribuidos a lo largo de 72 estaciones, de las doce líneas que en la actualidad componen la red de transporte.



Estos, sin embargo, sólo representan el 0.047% de los 5.1 millones de viajeros que cada día lo utilizan para llegar a sus casas o centros de trabajo.
Basado en un criterio de evaluación, del cual, se desprendieron casi todos los resultados, dichas empresas dedicadas a medir el impacto de la opinión pública, tuvo como eje rector la siguiente pregunta:

“Si el costo del Metro fuera de 5 pesos y con estos 2 pesos adicionales el gobierno del Distrito Federal se compromete a no aumentar más la tarifa en el sexenio, a poner más trenes en servicio y darles un buen mantenimiento a fin de que se reduzcan las aglomeraciones, los tiempos de espera, los retrasos en el servicio y se pueda viajar con ventilación y seguridad, ¿estaría dispuesto a pagar 5 pesos?”.

Del total, de acuerdo con la parte de los resultados que le correspondió a Consulta  Mitofsky, mil 348 personas contestaron afirmativamente al alza al precio del transporte a cambio de tener un servicio y mantenimiento, entre los que se incluyen: mejoramiento en la ventilación, reducimiento en los tiempos de espera, asistencia a vagones, mayor número de trenes, etcétera.
El restante, mil 56, se opuso al incremento.

Pese que los resultados parecen convincentes y, demuestran que la tasa de error de un +/- 2.0%  que englobaría al resto de la “opinión pública” que se manifestó por el “sí” y el “no”, se han manifestado inconsistencias en los criterios de evaluación.

De acuerdo a Pepe Flores, Blogger del diario The Huffington Post que ha seguido de cerca el caso, la metodología “tiene algunas inconsistencias”, pues al contener la “inclusión de dos o más afirmaciones en una pregunta de un estudio de opinión tiende a inducir una respuesta”. Es decir, al argumentar “¿estaría dispuesto a pagar 5 pesos?”, ésta se condiciona al mejoramiento del servicio en por lo menos ocho promesas.

Éstas también incluirían, según Flores:

• “No se indica qué criterio se utilizó para garantizar que el encuestado fuese elegido de manera aleatoria. No se sabe qué mecanismo se utilizó para seleccionar al entrevistado o si fue a criterio del entrevistador.

• “Se señala que las encuestas fueron hechas de forma simultánea, pero no se indica la hora en que fueron aplicadas. Es una variable importante, pues no es lo mismo levantar la encuesta en hora pico que a mediodía.

• “Pasa lo mismo con el perfil socioeconómico. ¿Se tomó en consideración esta distribución en el diseño o se pasó por alto?
• “¿Tienen las 72 estaciones el mismo número de usuarios o hay algunas con más afluencia que otras? Si es una cifra heterogénea, ¿por qué se considera un número idéntico de entrevistas en estaciones con afluencia diferente?


• “¿Cuál es la razón por la que se eligió el sábado para el levantamiento del estudio? ¿Con qué criterio se determinó encuestar en una estación (por ejemplo, Observatorio) en viernes y no en sábado o lunes?