viernes, 6 de diciembre de 2013

Riesgo de inundación en Neza y Chimalhuacán por deslizamiento de tierra

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: RENÉ RAMÓN.

Chimalhuacán, Méx. Alrededor de las ocho de la mañana un deslizamiento de tierra provocó el taponamiento total del canal de aguas negras Río La Compañía, lo que causó filtraciones en seis puntos y ahora están en riesgo de inundación al menos 15 colonias de los municipios de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, reportaron autoridades locales y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

El gobierno de Chimalhuacán denunció que desde hace más de dos años paracaidistas del asentamiento irregular Las Casitas de Nezahualcóyotl permitieron que tráileres provenientes de diferentes puntos del Valle de México descargaran cascajo, de manera ilegal, en terrenos del Bordo de Xochiaca.

Este jueves, el peso de los desperdicios dañó el borde izquierdo del canal y al propio cauce, por lo cual varios miles de metros cúbicos de lodo y tierra obstruyen en su totalidad el canal que desfoga las aguas residuales de unos 20 municipios de la zona oriente del estado de México.

Las aguas negras, provenientes de la región de los volcanes Izta-Popo, llegan a la zona baja ubicada en los límites de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, y se filtran a la altura de las colonias San Lorenzo, San Agustín, Xaltipac, Tlatelco y Arturo Montiel de esta localidad. La corriente más importante fluye sobre la avenida Bordo de Xochiaca con dirección a la colonia Benito Juárez del municipio de Nezahualcóyotl.

Hasta el momento no hay viviendas afectadas, porque -dijo la SSC-, porque la red de drenaje pluvial de la línea tres del Sistema de Transporte Masivo Mexibús ha evitado que las aguas lleguen hasta las casas.

Para evitar daños, en este momento maquinaria y cuadrillas de las comisiones Nacional del Agua (Conagua), del Agua del Estado de México (Caem) y de los organismos operadores del agua (Odapas) de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, trabajan en el punto.

Ante la cantidad de lodo y tierra que obstruye la corriente, los trabajadores decidieron abrir un canal alterno para desviar las aguas negras y metros adelante continúe el cauce con rumbo al ex vaso de Texcoco.