jueves, 19 de diciembre de 2013

Revivirá la SEP a comités de especialistas para evitar errores en libros de texto

FUENTE: PROCESO (REDACCIÓN).

MÉXICO, D.F. (apro).- Los maestros que se negaron –y se nieguen– a contestar el censo educativo no podrán devengar su sueldo a partir de 2015, advirtió hoy el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chauyffet.

Según el funcionario, el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe) va a formar parte del Sistema de Información y Gestión Educativa (Siged), del que se va a derivar la nómina magisterial.

“De no hacer el censo tendrán consecuencias severas, sufrirían el efecto de no estar incluidos en la nómina correspondiente”, subrayó.

Chayffet ofreció una rueda de prensa para dar a conocer los resultados preliminares del Cemabe.



De acuerdo con el responsable del levantamiento del censo, Miguel Cervera, éste se alcanzó el 90.5% de los Centros de Trabajo (CCT).

Sólo faltaron, detalló, 24 mil 943 Centros de Trabajo, de los cuales en 24 mil 242 los maestros se negaron a contestar el censo y 460 no se localizaron. El 41% de esos casos se registró en Chiapas; el 27% en Oaxaca; y un porcentaje similar a este último en Michoacán.

Por otra parte, en 241 centros no se levantó el censo por contingencia operativa, la mayoría de éstos localizados en Guerrero.

En total, el Inegi contabilizó la existencia de un millón 987 mil 511 trabajadores con plaza, que equivalen al 92.7% del personal que tenía registrado la SEP.

Al término de la conferencia, el titular de la SEP reveló que a estas alturas todavía se siguen encontrando errores en los libros de texto, por lo que en los primeros días de enero se dará a conocer el mecanismo para cambiarlos o retirarlos.

Además, al hacer un balance de las acciones realizadas en el primer año de la actual administración el titular de la dependencia, anunció que tomó la decisión de restablecer los “comités de especialistas” que había en tiempos de Jaime Torres Bodet, para la revisión de los contenidos de los libros.

Contar con material educativo, dijo, es fundamental para el desarrollo integral de los niños pero más que sea “absolutamente eficaz, escrupuloso, revisado, pertinente y auxilie a la formación de los educandos”.

Chuayffet Chemor indicó que el informe que presentará la primera semana de enero dará cuenta de la revisión de los libros de texto y, en su caso, del retiro de algunos para ser reemplazados por otros “que sean pertinentes con el modelo educativo vigente y con el modelo educativo que está por revisarse a partir del 1 de febrero” mediante foros de consulta.


El funcionario afirmó que ya se autorizó el presupuesto para corregir los libros de texto de educación básica que, se calcula, en este año se entregaron 238 millones de libros.