lunes, 16 de diciembre de 2013

México creció en últimos 21 años a un promedio de 0.7%: Hacienda

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: VÍCTOR CARDOSO.

El gobierno federal hizo oficial el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo que marca los lineamientos económicos entre éste y el año 2018 y con objeto de proteger las finanzas públicas, promover el desarrollo, contar con un sistema hacendario que genere más recursos y, entre otros, “democratizar” la productividad.

La Secretaría de Hacienda dio a conocer el programa a través de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, donde se hace un análisis de la situación económica del país durante las últimas tres décadas y se establecen las estrategias para incentivar la economía y promover el desarrollo del país.

Hace mención de la necesidad de proteger las finanzas públicas ante riesgos del entorno macroecnómico; de fortalecer la estructura de la deuda pública, promover el desarrollo del mercado, consolidar el acceso a las fuentes de financiamiento y reducir sus costos; para fortalecer el marco institucional para orientar el gasto, los programas y políticas públicas a elevar y democratizar la productividad.



Asimismo, dice, se busca fomentar un gasto eficiente que promueva el crecimiento, el desarrollo y la productividad dentro de un marco de rendición de cuentas; fortalecer un presupuesto basado en resultados; contener el gasto destinado a servicios personales y por la operación administrativa; fomentar los proyectos de inversión con alto contenido social mediante el esquema de asociaciones público-privadas; coadyuvar a mejorar las finanzas de las dependencias y entidades de la administración pública federal, que incluye la modernización del registro de las obligaciones y empréstitos de entidades federativas y municipios y “analizar las haciendas subnacionales para el fomento de finanzas públicas locales equilibradas”.

También se busca fomentar la inclusión, educación, competencia y transparencia de los sistemas financiero, asegurados y de pensiones para incrementar su penetración y cobertura, a la vez de mantener su solidez y seguridad. En este tema se establece como meta ampliar la cobertura del sistema financiero, en particular hacia los sectores excluidos, con perspectiva de género y empresas con potencial productivo.

Diagnóstico

Como parte de la presentación del programa, el gobierno federal diagnosticó que el crecimiento del país en las últimas décadas “ha sido insuficiente para generar el desarrollo pleno y sustentable”, pues durante los últimos 21 años ha sido, en promedio, de 0.7 por ciento. “Esto se debe, en parte, a que existen factores que han restringido la evolución de la productividad. De 1990 a 2011 la productividad total de los factores disminuyó 0.4 por ciento por año en promedio”, indica el documento.

También hace referencia a que, en materia de finanzas públicas, “a partir de 2009 se observó un repunte de la deuda pública. En particular, entre 2006 y 2012, los requerimientos financieros del sector público (RFSP) fueron en promedio 3.2 por ciento del PIB y la deuda pública neta aumentó 15.1 por ciento del PIB en ese periodo” y con diversas medidas, como la contención del gasto público, se confía se utilizará a los mismos RFSP como “un ancla” fiscal de mediano plazo para garantizar la sostenibilidad de la trayectoria de la deuda y la disponibilidad de recursos para el sector privado.


Califica el crecimiento del país en las últimas dos décadas como “no satisfactorio” y que 45 por ciento de la población se encontraba, hasta el año pasado, en situación de pobreza. “Si bien el creicmiento económico no es un fin en si mismo, es una de las principales herramientas para combatir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de la población”, puntualiza el documento.