lunes, 2 de diciembre de 2013

El fracaso de “Los Chuchos” nos dio la razón: Ebrard

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: ROSALÍA VERGARA.

MÉXICO, D.F. El súbito retiro del PRD del Pacto por México es una derrota para Nueva Izquierda (NI), la corriente que representó al perredismo en el consejo rector del acuerdo, señala Marcelo Ebrard.

En entrevista con Proceso, quien aspira a presidir ese partido afirma que Los Chuchos –como se conoce a NI– debieron hacerle caso a la militancia, la mayoría de la cual manifestó su desacuerdo con la presencia del PRD en el pacto.

Así lo manifestó la base el jueves 21 de noviembre: cientos de delegados abuchearon a Jesús Zambrano –presidente del PRD– cuando estaba por dar su mensaje en el XIV Congreso Nacional Ordinario perredista.

Los delegados debieron decidir sobre la permanencia en el pacto, pero el tema no se discutió porque Los Chuchos “hicieron todo lo humanamente posible para evitar que esto se deliberara en el pleno. El argumento fue más en la mesa de línea política, casi no dejaban hablar a nadie y (afirmaban) que el pacto podría dar resultados, la reforma política iba muy avanzada, se podía frenar la reforma energética…”, asegura Ebrard.

Y 72 horas después, a regañadientes, Zambrano debió aceptar que el gobierno federal no cejará en sus intenciones de reformar los artículos 27 y 28 constitucionales para permitir la inversión privada en el sector energético. “Todos lo sabíamos desde el sábado –el 23 de noviembre– y dijeron que no. Bueno. Ahí está. Tal y como se los dijimos”, señala Ebrard.

Ahora, apunta, tienen conocimiento de que la pretenden aprobar a más tardar el jueves 12, “con la venia de la guadalupana en su día”.

La decisión de salir del Pacto por México es una victoria para quienes siempre estuvieron en desacuerdo, insiste.

“¡Es ridículo!” que Zambrano recule 72 horas después de haber defendido la presencia del PRD y de asegurar que “80% de los congresistas votaron a favor del resolutivo para continuar en el pacto”, opina Ebrard.

El exjefe de gobierno capitalino señala que la decisión debió tomarse antes porque es del cálculo político más elemental saber que la prioridad del gobierno federal es reformar los artículos 27 y 28 constitucionales y permitir los contratos de utilidad compartida en beneficio de petroleras extranjeras.

“La prioridad del gobierno federal es la reforma energética, no el pacto. Simple y sencillamente la van a sacar con el PAN, y el PRD nunca debió facilitarles el camino”, considera.

–¿Esa es una ventaja para quienes quieren reformar al partido?

–Nos da la razón política y estratégica –responde.

“Era lo que estábamos diciendo que se hiciera. Ahora debemos cambiar la forma de tomar decisiones en el PRD. Ésta es la última llamada.

“No hay ninguna deliberación. No importan los argumentos. Los congresistas no tienen libertad de voto en términos reales”, reconoce y reitera que prepara la impugnación al XIV Congreso Nacional Ordinario celebrado en Oaxtepec del 21 al 24 de noviembre pasado.

“Estamos preparando el documento de impugnación. Existen los tipos de impugnación ético y político, pero también los de carácter jurídico. Por ejemplo: no había quórum. Al final el congreso no tuvo quórum pero ni de lejos.

“Muchas cosas se aprobaron ya muy noche, para tener promedios de asistencia muy bajos. Decía Zambrano el domingo en su conferencia de prensa que 80% de los congresistas decidieron quedarse en el pacto y hoy –28 de noviembre– se sale; 80% de los congresistas decidieron que siempre no. ¿Qué seriedad puede tener eso?”

El fracaso de NI en el Pacto por México salpicó no sólo a sus aliados de Alianza Democrática Nacional y Foro Nuevo Sol sino también a Izquierda Democrática Nacional (IDN) encabezada por René Bejarano y Dolores Padierna, pues fue Manuel Oropeza –de esta corriente– quien presentó el resolutivo respectivo en la mesa de línea política el 21 de noviembre.

El 24 de noviembre Bejarano explicó que aceptaron permanecer en el pacto siempre y cuando no se apruebe la reforma energética.

“Tiene que quedar muy claro lo que dice el resolutivo: ‘Se retirará’. ¿Qué dice y qué planteamos? Retirarnos”, señaló en entrevista con reporteros.

–¿Pero ustedes piensan que puede cambiar de opinión el PRI? –preguntó una reportera.

–¡Pues no! ¡Por eso pusimos eso! –respondió Bejarano.