viernes, 20 de diciembre de 2013

Desecha juez demanda contra Monsanto y Pionner

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: JUAN CARLOS CRUZ VARGAS.

MÉXICO, D.F. (apro).- El Juzgado Federal Décimo Segundo de Distrito en Materia Civil, en el Distrito Federal, desechó la demanda que interpuso un grupo de civiles para que se suspendieran los permisos a trasnacionales –entre ellas Monsanto y Pionner– para la siembra “experimental”, liberación y comercialización de maíz transgénico en México.

De acuerdo con la asociación civil AgroBIO, que agrupa a empresas que desarrollan biotecnología, la principal causa por la que el juzgado federal no aceptó la demanda fue porque los 53 científicos, intelectuales, agricultores, artistas y activistas, así como las 22 organizaciones ambientalistas, productivas y de derechos humanos que presentaron la demanda, no tiene legitimación.

Según el juez, no se demostró que los integrantes de la colectividad hubieran designado a AgroBIO como representante común o que le hubieran solicitado que los representara, además de que, apuntó, “no se relataron o acreditaron los daños”.



De esta forma, la medida precautoria emitida en octubre pasado, en la que se ordenó la suspensión de permisos a trasnacionales, se vino abajo.

En aquella ocasión el abogado Romualdo Hernández Naranjo, integrante de “Colectivas AC”, una de las organizaciones demandantes, señaló que la queja se presentó bajo el argumento de proteger el derecho humano a la biodiversidad que tienen todos los mexicanos, aun cuando México, al ser el centro de origen del maíz, tiene un reservorio de biodiversidad de este cultivo que es patrimonio de la humanidad.

No obstante, el Juzgado Federal Décimo Segundo de Distrito en Materia Civil señaló que de acuerdo con los mecanismos de consulta a órganos especializados, previstos en la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados, antes de una acción colectiva es necesario que exista un pronunciamiento de la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) que determine la existencia de algún daño ambiental o a la biodiversidad.

El presidente ejecutivo y director general de AgroBIO México, Alejandro Monteagudo, señaló este jueves que “después de 17 años de consumo de alimentos transgénicos a nivel mundial no se puede dudar de su inocuidad”.


En México, añadió, “contamos con un sólido y estricto marco regulatorio aplicable a las siembras de cultivos genéticamente modificados, basados en la evaluación científica y en un análisis económico y ambiental”.