martes, 26 de noviembre de 2013

La montaña de Guerrero, entre el narco y la prostitución

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: EZEQUIEL FLORES CONTRERAS.

TLAPA DE COMONFORT, Gro. (apro).- El presidente Enrique Peña Nieto acudirá este martes 26 a este lugar considerado como el corazón de la región de la Montaña para inaugurar un centro de justicia para las mujeres, en una zona controlada por la delincuencia e infestado de cantinas donde prostituyen a indígenas menores de edad.

La visita de Peña no prevé la zona más pobre y marginada de la Montaña que, a más de dos meses de las severas lluvias provocadas por la tormenta Manuel, decenas de comunidades siguen incomunicadas y miles de indígenas desplazados viven en los cerros ante la falta de reubicación de sus comunidades.

Mientras la zona urbana del poblado de Tlapa es resguardada por miembros del Estado Mayor Presidencial (EMP) y soldados del 93 batallón de Infantería, así como policías federales y estatales, en la periferia civiles armados mantienen filtros de revisión.

Las actividades del presidente, enmarcadas en conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, estarán enfocadas en la parte mestiza de Tlapa que se encuentra resguardada por militares y delincuentes.

Paradójicamente, desde hace seis años, autoridades locales de Tlapa han permitido la proliferación de cantinas que operan durante las 24 horas, donde decenas de mujeres indígenas provenientes de los pueblos aledaños ejercen la prostitución.

Los prostíbulos disfrazados de “cervecerías” se distinguen del resto de bares porque en la entrada cuelgan cortinas de tela, donde se ofrece sexo mediante mensajes subliminales, como el que luce la cantina La Flor, donde se anuncia “Micheladas y algo más”.

Incluso, mujeres indígenas menores de edad son obligadas a prostituirse en algunos de estos bares tolerados por las autoridades, indicaron fuentes oficiales que pidieron el anonimato

Sobre la calle Heroico Colegio Militar, una de las principales vías que a traviesa Tlapa y donde circulará el convoy presidencial, se encuentran varias de estas cantinas.

Durante un recorrido que realizó Apro sobre la carretera Chilpancingo-Tlapa, se pudo constatar que un grupo conformado por una decena de jóvenes armados mantiene un retén donde revisan a automovilistas a plena luz del día en la cabecera municipal de Chilapa de Álvarez, en manos del PRI.

Los sicarios operan impunemente, ni siquiera se cubren el rostro. Todos tienen rasgos indígenas, portan gorras y vestimenta decorada con lentejuelas al estilo “buchón sinaloense”, y se transportan en varias camionetas de colores estridentes que los vuelve un grupo perceptible a decenas de metros de distancia.

Reportes oficiales refieren que las plazas de Chilapa de Álvarez y Tlapa de Comonfort zona que conecta las regiones Montaña y Centro de la entidad– son controladas por una célula del grupo delictivo denominado Los Rojos, un remanente del extinto cartel de los Beltrán Leyva que, de acuerdo con autoridades estadunidenses, atraviesa por una etapa de resurgimiento.

Hace 15 días, la prensa local dio cuenta de la ejecución de Hugo Romero Ramírez La Loba, un conocido administrador de bares y señalado como el jefe de la plaza de Tlapa, quien fue asesinado durante la madrugada del domingo 10 durante una persecución por varias calles de este lugar.

El reacomodo de la estructura de la pandilla de Los Rojos en la región de la Montaña ha generado un recrudecimiento de la violencia en Tlapa, situación que mantiene en vilo a la población ante la indolencia gubernamental.

De acuerdo con la agenda del gobierno federal, se indica que el presidente Peña se traslade en helicóptero de la Ciudad de México al cuartel del 93 batallón de Infantería con sede en Tlapa, donde permanecerá dos horas.

A las 11:20 se plantea inaugurar el centro de justicia para mujeres de la Montaña, ubicado en la colonia Las Joyas, sobre la carretera que conduce al estado de Puebla.

En el mismo lugar, saldrán camiones de Diconsa cargados con despensas; además, el Ejecutivo federal presentará el proyecto denominado Ciudad Mujer y encabezará una reunión con mujeres indígenas, refiere el documento oficial.

En este contexto se realiza la visita de Peña Nieto a la región de la Montaña, luego de que hace un mes canceló de última hora su visita, ante la falta de condiciones “políticas y sociales” en esta zona considerada como la de mayor rezago, pobreza y marginación en el país.

Autoridades federales y estatales optaron por un escenario a modo y trasladaron el recorrido a la región de la Costa Chica, donde Peña Nieto visitó las cabeceras municipales de Cuajinicuilapa y Ometepec, la tierra natal del gobernador Ángel Aguirre.

En esa ocasión, algunos alcaldes de la Montaña denunciaron que los delegados federales politizan los apoyos destinados, principalmente, a la zona indígena, donde realizan “labor política a favor del PRI”, en un lugar donde el PRD tiene presencia en la mayoría de los 19 municipios que conforman la región.