lunes, 11 de noviembre de 2013

“Cargada de ilegitimidad” la propuesta energética de Peña: Cárdenas

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: JENARO VILLAMIL.

MÉXICO, D.F. (apro).- La propuesta energética del gobierno de Enrique Peña Nieto “está cargada de ilegitimidad”, pues nunca se planteó durante la campaña electoral “que podría reformarse la Constitución para abrir la puerta a este retorno hacia viejas y nuevas compañías petroleras”, advirtió Cuauhtémoc Cárdenas, excandidato presidencial y dirigente histórico del PRD.

Al participar junto con los líderes y senadores del PRD en el último foro delDebate público de la reforma energética, Cárdenas exhortó a sus correligionarios a convencer a legisladores de otros partidos para que voten en contra de la iniciativa de reformas a los artículos 27 y 28 constitucionales, pues “pueden quedar marcados de por vida como senadores y diputados que se sometieron a un voto que cedió un recurso natural, vital para el país, a intereses contrarios a nuestra patria”.

El coordinador de la bancada del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, urgió a los legisladores de su partido a formar un frente común de “resistencia civil pacífica” en contra de la reforma energética propuesta por PRI y PAN.

Por su parte, el senador perredista Alejandro Encinas puntualizó tres temas que hacen inviable la iniciativa que plantea el modelo de contratos de utilidad compartida:

“Es un absurdo que el Ejecutivo plantee eliminar el carácter estratégico del petróleo, hidrocarburos y electricidad” en relación con el artículo 28, y con los contratos se pretenda “trasladar a manos particulares lo que es una fuente fundamental de recursos públicos, que es la renta petrolera”, subrayó Encinas.

En el foro realizado en la vieja casona de Xicoténcatl, el exjefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, planteó también que la izquierda no puede estar dividida en este tema.

“Debemos demostrar por qué la izquierda mexicana no sólo tiene el derecho y la razón para gobernar México, sino también tiene las agallas y la integridad para hacerlo”, sentenció.

Muy crítico con el proyecto peñista de reforma energética, Ebrard Casaubón afirmó que “si se adopta la filosofía política que anima el peñismo, tendremos también que adaptar nuestro proyecto como país a futuro con una idea derrotista y conformista de que México no tiene ni puede tener la tecnología necesaria para explotar sus principales activos”.

El exlegislador y exdirigente nacional del PRD, Porfirio Muñoz Ledo, insistió en que la reforma del gobierno federal “es también una renuncia a una tesis central de México en materia internacional, como los pactos políticos y económicos de la ONU, en el sentido de que es un derecho de los pueblos la libre disposición a sus recursos naturales”.

Se trata de la segunda ocasión en que convergen los liderazgos del PRD en un espacio del Senado para argumentar en torno a la reforma energética.

La anterior ocasión fue para convocar a una consulta ciudadana, en los términos planteados por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

También participaron en esta última sesión varios dirigentes sociales y representantes de organizaciones de izquierda, como el padre Miguel Concha, quien consideró que la propuesta peñista “se trata de una verdadera traición que antepone intereses particulares o singulares al interés común y, por tanto debiera ser sancionada”.

Pablo González Córdova, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, afirmó que, de aprobarse los cambios constitucionales propuestos, más de 400 mil personas se quedarían sin empleo y se aumentaría el precio de la gasolina.

González Córdova informó que actualmente las concesiones de Pemex venden 187 millones de litros de gasolina y diesel al año, lo que representa 850 mil millones de pesos anuales de recursos para la Secretaría de Hacienda.

Incluso, dijo desconocer cómo le hará el gobierno federal para encarar ese escenario si este sector se abre a la inversión privada.