lunes, 21 de octubre de 2013

Senado busca “reunión urgente” con embajador de EU por espionaje

FUENTE: PROCESO.
AUTOR: JENARO VILLAMIL.

MÉXICO, D.F. La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado gestionará una “reunión urgente” con el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, para dialogar y ventilar el tema de los recientes datos del espionaje norteamericano al expresidente Felipe Calderón y a su gabinete desde 2010, anunció la senadora Gabriela Cuevas Barrón, presidenta de esta instancia legislativa.

En conferencia de prensa, la legisladora panista criticó como “excesivamente prudente” la respuesta que ha dado la cancillería mexicana a esta información que, primero, se dio en relación con el entonces candidato presidencial priista Enrique Peña Nieto y, ahora, tras el reportaje de la revista alemana Der Spiegel,con el gobierno de Felipe Calderón.

“En lugar de darle carpetazo a este asunto, México debe recordarle al gobierno estadunidense que somos socios y vecinos, que entre amigos no está bien espiarse y que en nuestra relación debe privilegiarse la confianza y el respeto mutuo”, asentó la senadora, quien calificó como “condenables, inaceptables y jurídicamente sancionables” estas actividades.

“Estados Unidos no sólo obtuvo información relacionada con temas de seguridad y economía, sino también sobre conversaciones diplomáticas. A esto se suma la intercepción que hicieron agencias estadunidenses de más de 85 mil mensajes del presidente Enrique Peña Nieto cuando contendía por la presidencia de la República”, abundó la senadora.

Cuevas Barrón recordó que la primera respuesta del gobierno de Estados Unidos fue que espiaban por la posibilidad de que hubieran actos terroristas, después, se supo del caso de Peña Nieto y ahora del caso del expresidente Calderón y de miembros de su gabinete.

“Todos los días hay nueva información. Si no se soluciona de fondo este asunto, cuanto antes, y se suspenden por completo estos actos de espionaje, eso sí podría lastimar la relación entre México y Estados Unidos. Ojalá estos actos se suspendan pronto”, se pronunció la senadora.

A pregunta expresa, Cuevas Barrón afirmó que el gobierno de Estados Unidos no reaccionaría de la misma manera si México espiara a la Casa Blanca o al presidente Barack Obama. “En el mejor de los casos, estábamos compitiendo con información donde Estados Unidos tiene más y puede ser hasta objeto de distintas prácticas que al día de hoy no conocemos sus alcances”, precisó.

La senadora panista también se pronunció por que la Procuraduría General de la República investigue esta nueva revelación, derivada de los archivos del joven excontratista Edward Snowden, para imponer la sanción que corresponda.

En su comparecencia la semana pasada ante el Senado, el canciller José Antonio Meade negó que la reacción del gobierno federal de Enrique Peña Nieto haya sido “tibia” y consideró que solicitar una investigación a Estados Unidos fue una medida “prudente y madura”.