viernes, 11 de octubre de 2013

Presunta muerte de indígena por negligencia médica, piden se investigue

FUENTE: CHIAPAS PARALELO.
AUTOR: AMALIA AVENDAÑO.

Susana Hernández Gómez, de 26 años y nueve meses de embarazó, ingresó el pasado viernes al Hospital de la Mujer, en San Cristóbal de las Casas. En el transcurso de algunas horas fue operada tres veces: por cesárea, por una salpingoclasia y “por una piedra en la vesícula”.

El domingo regresó a su casa, ubicada en la comunidad Cruztón, de San Juan Chamula, dentro de un ataúd. Familiares aseguran que su muerte fue por negligencia médica. Que nunca autorizaron las operaciones, y que para ocultar el caso, ya muerta, le pusieron su huella en la documentación que acredita las operaciones fueron por voluntad propia.

“Jamás se nos informó si estaba delicada de salud, si había complicaciones; como a las 11 de la mañana nos informan que falleció mi hija, luego hablé con el subdirector del Hospital que se llama Francisco Lara, sólo nos dijeron que ellos no tenían la responsabilidad, pero vemos que hay incapacidad de los doctores, nosotros confiamos llevar a nuestras señoras y mira lo qué pasó”, denunció el padre de Susana.

“Nunca hubo información para que le hicieran las operaciones, los médicos dijeron que pidieron el consentimiento, pero eso jamás fue cierto; obligaron a mi hija a poner su huella porque vimos que su mano está manchada con tinta, cuando ella sabía firmar, leer y escribir, no tenía por qué poner su huella”, explicó.

Dio a conocer que en el Hospital de la Mujer le entregaron a su pequeña nieta sin avisarle que estaba delicada de salud, por lo que al darse cuenta los familiares decidieron ingresarla al Hospital Colonial. Al final, los médicos que atendieron el parto de su hija nunca aceptaron su responsabilidad, los directivos del Hospital de la Mujer no entregaron ni el acta de defunción ni el acta de alumbramiento, “los directivos lo quieren hacer este caso de forma clandestina para que la gente no lo sepa”.

Piden se investigue

Este jueves, organismos defensores de los derechos de la mujer y de la salud, exigieron que se investigue y castigue a los responsables de la muerte de Susana. El esposo de la joven originaria de San Juan Chamula denuncio que además de negligencia médica se presentaron abusos, maltratos y discriminación hacia toda la familia que acompañó a Susana el viernes pasado.

Que se mantuvieron en el hospital sin que les proporcionaran informes de su estado de salud, hasta el domingo cuando les dijeron que había fallecido por una complicación en la cesárea que le realizaron.

Dijo que el personal del hospital les comentó que “no aguantó la operación, nos dijeron, luego nos dijeron que tenía piedras en la vesícula y que la tuvieron que operar también y que había un problema en su sangre. Durante el tiempo que estuvo internada no nos informaron nada”.

Denunció que desde el primero momento en que llegaron al hospital las enfermeras se portaron muy groseras, “le quitaron su ropa frente a toda la gente para ponerle la bata y el anillo que traía mi hermana, se lo quitaron de la mano y nos lo aventaron”.

Sobre el caso, el Jefe de la Jurisdicción Sanitaria número dos, Ulises Córdova Ochoa, informó que se inició una investigación por la presunta negligencia médica para esclarecer la muerte de la indígena Susana Hernández Gómez, deslindar y fincar las responsabilidades.