miércoles, 30 de octubre de 2013

Pide Elba Esther Gordillo revisión de amparo

FUENTE: PROCESO.

MÉXICO, D.F. (apro).- La expresidenta vitalicia del sindicato magisterial, Elba Esther Gordillo, promovió ante al Poder Judicial de la Federación un recurso de revisión adhesiva, debido a que manifestó no estar de acuerdo con el amparo para efectos que ya ganó.

De acuerdo con el expediente 227/2013, radicado en el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal, Gordillo Morales busca que se le conceda un amparo liso y llano contra las acusaciones que presentó en su contra la Procuraduría General de la República (PGR), por lavado de dinero y delincuencia organizada por casi 2 mil millones de pesos. La maestra argumenta no ser culpable de delito alguno.

Gordillo solicitó la revisión sobre el dictamen que le concedió el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Amparo Penal del Distrito Federal, a fin de que sea exonerada de esas acusaciones.

La exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) solicitó la revisión del amparo ante el Quinto Tribunal Colegiado Penal del Distrito Federal, integrado por los magistrados Horacio Hernández Orozco, Silvia Carrasco Corona y Juan Wilfredo Gutiérrez Cruz.

El pasado 24 de septiembre, el juez cuarto de distrito de Amparo en Materia Penal, Francisco Javier Sarabia Ascencio, concedió un amparo para efectos a Gordillo y coacusados, entre ellos José Manuel Díaz Flores e Isaías Gallardo Chávez, a fin de que un juez de procesos penales federales les dicte un nuevo auto, de formal libertad o de prisión.

No conforme con su triunfo parcial, Gordillo Morales impugnó el amparo para efectos que le concedieron.

La revisión que solicitó al Quinto Tribunal Colegiado Penal tiene la finalidad de que sea dictada su libertad por esa acusación. Además de Gordillo, Isaías Gallardo Chávez y José Manuel Díaz Flores, dos de los presuntos operadores en el desvío de los recursos del SNTE, también promovieron la revisión en el último de los cinco días hábiles que tenían para hacerlo.

Ambos también se ampararon el pasado 16 de abril.

La acusación del gobierno federal por lavado y delincuencia organizada es la más importante contra Gordillo y, aunque llegara a ser absuelta por el tribunal, no podría salir de la cárcel porque tiene en curso un nuevo juicio por defraudación fiscal grave, por un monto de 2 millones 199 mil pesos.

En el escenario hipotético de que el juez otorgue de manera lisa y llana la protección de la justicia, cancelando en definitiva la acusación, los que sí conseguirían su libertad serían Gallardo y Díaz porque, hasta ahora, no tienen otro juicio pendiente.

Existen otros dos escenarios. Que el tribunal confirme el amparo y obligue al juez de la causa a volver a determinar la situación jurídica de los acusados, o que revoque y niegue el amparo concedido a Gordillo.