lunes, 28 de octubre de 2013

Pide AMLO evitar ‘traición a la patria’

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: JONATHAN VILLANUEVA.

Afirma que la unión sería para evitar lo que podría significar 40 años de prisión para los legisladores si incurren en faltas a la Constitución y Código Penal Federal. Con Cuauhtémoc Cárdenas firma carta de advertencia que entregan en el Congreso.

La estrategia de Andrés Manuel López Obrador en contra de la reforma energética es cada vez más radical.

Ahora incluye una serie de denuncias de índole penal en contra de Enrique Peña Nieto por “traición a la patria”.

Así lo advirtió ayer en el Zócalo capitalino, durante el mitin organizado por Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

También refrendó el plan de acción que emprenderá para evitar la apertura de Pemex.

De acuerdo con la postura del excandidato presidencial, reforzada por Cuauhtémoc Cárdenas en una misiva que ambos enviaron al Congreso de la Unión, el presidente de la República y los legisladores podrían incurrir en faltas que se castigan hasta con 40 años de prisión.

“Podría incurrir en los delitos señalados por el artículo 108 párrafo segundo constitucional y el artículo 123 fracción primera del Código Penal Federal, pues comprometen la soberanía, ponen en riesgo nuestro desarrollo como país libre e independiente, y constituye un hecho aún más grave de lo que fue la entrega de Texas en el siglo XIX”, señala el documento.

A pesar de que los adeptos no lograron llenar la plaza de la Constitución, el discurso fue contundente.

Tanto, que horas más tarde, tuvo eco en el Partido de la Revolución Democrática.

Propone alianzas con PAN y la izquierda

López Obrador pidió a los senadores del PAN, PRD, PT y Movimiento Ciudadano conformar un bloque que vote en contra del aumento de impuestos y la privatización del petróleo.

La bancada del PRD en el Senado aceptó la propuesta para buscar una alianza con los legisladores del PAN que les permita frenar tanto la reforma fiscal, como la energética.

Desde antes del mediodía arribó a la plancha del Zócalo –que estuvo sitiada desde hace tres meses– para dirigir un mensaje a la nación después de las palabras de Martí Batres y Ricardo Monreal.

Enumeró nuevamente el plan de acción que consiste en bloquear el Senado de la República, la Cámara de Diputados y los congresos locales cuando se intente aprobar el dictamen de reforma energética.

Y dijo que no hay justificación para los acuerdos que Enrique Peña Nieto realizó en el extranjero para privatizar el sector energético.

“Tengo información de que cuando Peña Nieto acordó fuera del país la reforma energética, inició aquí, con su grupo, la labor de convencimiento y captación de los dirigentes de los partidos políticos supuestamente de oposición”

“El resultado es que llegaron al acuerdo de que un partido iba junto con el PRI a apoyar la reforma fiscal y otro la reforma energética. Espero estar equivocado, pero no va a pasar mucho tiempo para que salga a la luz esta burda negociación”.

Por eso amagó con presentar una cascada de denuncias penales en contra del jefe del Ejecutivo Federal y de los senadores que avalen el proyecto de reforma al artículo 27 y 28 de la Constitución.

De acuerdo con el excandidato presidencial, el delito de “traición a la patria” está plenamente delineado en la Carta Magna y en el Código Penal Federal, por lo que solo es cosa de esperar los tiempos.

Tras pedir la conformación de un bloque, también exigió a los legisladores detener la discusión de la reforma energética.

“También les pido que posponga la reforma fiscal. Que primero se aplique un plan de austeridad republicana para ahorrar 385 mil millones de pesos del presupuesto público eliminando gastos innecesarios y privilegios de los altos funcionarios, pues así no habrá necesidad de aumentar impuestos ni de endeudar al país”.

“Señoras y señores senadores, es momento de honrar al Poder Legislativo de mostrar en los hechos que en México, el Ejecutivo ya no es el poder de los poderes, porque existe una verdadera autonomía, una auténtica independencia del Poder Legislativo”. La misiva enviada al Congreso también fue firmada por el obispo Raúl Vera, el exrector Pablo González Casanova, el padre Miguel Concha, Miguel Álvarez y Mario Saucedo.