viernes, 25 de octubre de 2013

Patishtán, más cerca de la libertad

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0
AUTOR: ALINA ROSAS DUARTE.

La libertad para el profesor tzotzil Alberto Patishtán, quien lleva trece años en la cárcel acusado por el homicidio de siete policías en Chiapas, cada vez es más cercana.

Si bien las vías jurídicas para su libertad se agotaron el pasado 12 de septiembre cuando el Primer Tribunal Colegiado de Chiapas decidió que el reconocimiento de inocencia que la defensa del profesor bilingüe solicitó era infundado, el día miércoles 23 de octubre, la Cámara de Senadores dio una nueva esperanza en el caso Patishtán.

El pasado miércoles, el pleno de la Cámara con 72 votos a favor y ninguno en contra, aprobó el dictamen por el cual se modifica el artículo 97 Bis al Código Penal Federal, en el cual se subraya que ya sea motu proprio o a petición del Congreso, El Ejecutivo podrá conceder el indulto a las personas sentenciadas que no representen un peligro para la tranquilidad y seguridad públicas, “cuando existan indicios consistentes de violaciones graves a los derechos humanos de la persona sentenciada”.

Cabe destacar que, no obstante la violación al debido proceso del profesor Patishtán, la condición de salud que este enfrente cada vez es más grave, el tumor cerebral que posee lo ha llevado a un tratamiento de quimioterapias.

Miles han sido las voces que han mostrado su apoyo al profesor durante estos trece años, desde académicos como Adolfo Gilly, hasta ex presos políticos como Ignacio del Valle encarcelado por el caso de San Salvador Atenco; el ex general José Francisco Gallardo acusado de destrucción de archivos del ejército y preso durante nueve años, entre muchos otros.

El presidente de la Comisión de Justicia, el panista Roberto Gil Zuarth, declaró ante el pleno del Senado que en el sistema judicial mexicano, cuando se ha sentenciado a alguien y todas las instancias han fallado, no hay posibilidad jurídica de otorgarle justicia, por ello, destacó que esta reforma presentada en el Senado, permitirá hacer justicia a los presos que, como Patishtán, han agotado los recursos jurídicos sin encontrar el mecanismo legal que les permita gozar de libertad dada su inocencia, cuyo delito sólo es la pobreza.

“Muchos mexicanos pagan culpas, (esto) no es amnistía, porque el precedente que establecería sería indebido y pudiera haber resuelto sólo el caso de Patishtán, pero no otras injusticias. Vemos el indulto como una salida concreta al caso del profesor, pero como es un perdón, no procede en este caso en el que hay evidencia suficiente de que se violaron sus derechos humanos”, señaló Gil Zuarth.

Esta reforma pasará a la Cámara de Diputados para ser aprobada a más tardar en una seman,a evitando de este modo que el profesor cumpla la condena de 60 años a la que se le castigó.