viernes, 4 de octubre de 2013

La marcha de las culpas

FUENTE: REPORTE INDIGO. 
AUTOR: ADRIANA AMEZCUA.

Anarquistas y autoridades se avientan la responsabilidad de los desmanes en las marchas. Unos y otros se acusan de infiltrados y provocadores.

A río revuelto, ganancia de arbitrariedades. Los enfrentamientos encabezados entre granaderos de la SSPDF y los denominados “anarquistas” no fueron los únicos que tuvieron lugar en la conmemoración del 2 de octubre.

La noche de este miércoles circularon testimonios visuales registrados, tanto por defensores de derechos humanos como por periodistas y ciudadanos, donde quedó a la vista que la violencia no se limitó a la confrontación de “dos bandos”.

Tanto uniformados como “anarquistas” agredieron directamente a algunos ciudadanos, periodistas y defensores de derechos humanos. Hubo insultos, golpes, detenciones arbitrarias, robo y destrucción de sus herramientas de trabajo, cámaras y celulares.

A los granaderos no les importó que las personas se identificaran y no se detuvieron aunque observaran que no estaban enfrentando a delincuentes que atentaban contra el orden público.

Lo mismo agredieron a un defensor –como Víctor Hugo Carlos, del Centro Prodh–, que a una pareja que abrazándose buscaba protegerse o a vendedores ambulantes y transeúntes.

Diversas organizaciones de derechos humanos ayer dieron una conferencia de prensa en la que denunciaron las violaciones que se cometieron este 2 de octubre.

Tan solo Artículo 19 documentó la agresión de 25 periodistas de distintos medios. “Hace mal nuestra prensa al colocar en blanco y negro los hechos que se dieron el (miércoles). El contexto es muy complejo y no se puede entender con (una simplificación de) buenos y malos”, dijo Darío Ramírez, director de esta organización.

Destacó que los actos de civiles contra la autoridad constituyen delitos que deben ser procesados por la ley. Pero, agregó, “no es lo mismo que el Estado agreda a manifestantes”. Y tildó de vergonzoso ver a la policía actuando de manera tan poco profesional, incluso aventando piedras y sin un protocolo establecido.

aciones a derechos humanos cometidos por la autoridad en contra de civiles”, detalló.

Exigen informe puntual a autoridad

Agnieszka Raczynska, secretaria ejecutiva de la Red Todos los Derechos para Todas y Todos, precisó que todos quieren saber quiénes son y cuáles son los intereses de los presuntos “anarquistas”.

Destacó que la autoridad debe entender “que los medios de comunicación y los defensores de derechos humanos no somos el enemigo”.

Exigió a las autoridades un informe puntual sobre los acontecimientos de este 2 de octubre, avalado por una investigación seria, e hizo un llamado a Miguel Ángel Mancera y la autoridad federal para que hagan “una revisión profunda y seria sobre la actuación de los cuerpos policiacos y también de sus políticas públicas”.

La secretaria ejecutiva de la recién galardonada Red con el “V Premio Rey de España de Derechos Humanos”, a nombre de los diversos organismos civiles que representa, solicitó poner fin a las acciones represivas y a toda acción violenta en contra tanto de manifestantes como de defensores de derechos humanos y periodistas.

“Señor Mancera, es momento de demostrar que estas acciones no quedarán impunes”, pidió al jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Raczynska exigió que se identifique a las personas que perpetraron cada acto.

“Hay delitos cometidos por civiles en contra de autoridades, por civiles en contra de civiles, por autoridades vestidas de civil que deberían se identificadas y violaciones a derechos humanos cometidos por la autoridad en contra de civiles”, detalló.

Detenciones son legales, dice GDF

El secretario de gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano, afirmó que “son legales” las detenciones realizadas durante los disturbios en la marcha conmemorativa del 2 de octubre.

“Las detenciones son legales, conforme a derecho, no hubo detenciones arbitrarias”, manifestó Serrano.

Precisó que la cifra de personas presentadas ante un juez cívico fue de 75, 22 de las cuales fueron remitidos al Ministerio Público, entre estos 22, hay cinco menores de edad de quienes ”se está valorando su situación jurídica”.

Para Serrano volver a penas más severas ayudaría para que el respeto a la autoridad sea mucho más contundente.

El secretario de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal aseguró en entrevista con Carmen Aristegui para MVS Radio que solo alrededor de 200 personas, de las casi 12 mil que asistieron a la movilización, fueron las que actuaron de manera violenta y se enfrentaron a la policía.