jueves, 24 de octubre de 2013

Empleados de maquilas refuerzan protesta vs IVA

FUENTE: EL DIARIO
AUTOR: GABRIELA MINJÁRES

Con la participación de unos cinco mil empleados de la industria maquiladora, el frente opositor al aumento del IVA en la frontera, conformado principalmente por empresarios, realizó la segunda marcha en menos de una semana para pedir al Senado de la República que frene la reforma fiscal propuesta por el Gobierno federal.

En la manifestación participaron trabajadores de unas 15 plantas industriales, que fueron trasladados en camiones de personal; también se sumaron transportistas de carga con más de 20 tráileres que rodearon la Plaza de la Mexicanidad, el punto de concentración del movimiento.

“Si me quedo sin empleo no voy a tener para el sustento de mi familia… se pasaron de lanza”, dijo Milton López.

López fue el único obrero maquilador que aceptó hablar públicamente durante la protesta, en la que se formó una columna de manifestantes que ocupó casi un kilómetro de la avenida Heroico Colegio Militar, en su tramo de oriente a poniente.

Además de consignas y mensajes de repudio en contra del aumento del IVA, en la marcha se escucharon peticiones a los senadores para que no aprueben la Reforma Fiscal.

Los cientos de empleados sacrificaron, horas extra, una comida en casa, descansar luego de la jornada, aguantar el sueño un par de horas más para, antes de llegar a su hogar, hacerse notar y gritar: “No más IVA”.

Daniel Martínez de 24 años, Moreno, con marcas de los lentes en sus sienes, bigote mal cortado y cachucha negra, llegó a la X acompañado de más de 150 compañeros de la planta South Shore.

“Esto nos afecta a mí, a ti, a él, no es algo ajeno a nosotros carnal, ‘ira, si no nos ponemos las pilas, ¿‘tons quién?”, comenzó a gritar el espontáneo líder que, de inmediato, se vio rodeado de personas que asentían con la cabeza cada frase que soltaba.

“Nosotros venimos por cuenta propia, nadie nos obligó, si estoy aquí es porque quiero estar, y porque sé que me va a afectar”.

Uno de sus acompañantes, Tomás González, dijo no importarle la desviación que le provocó asistir a la manifestación. “Simón, voy a tener que zapatear un rato más a mi casa, pero quel’ihace, hay qué echarle ganas”.

Fabián Meraz de 42 años, dejó de laborar cuatro horas extra que significan cerca de 200 pesos que utilizaría para las necesidades básicas del hogar, “comida, es lo que iba a comprar pero también creo que es importante estar aquí”

El deslinde

Ante las acusaciones de diputados federales priístas que aseguran que en las movilizaciones hay lucro político del Partido Acción Nacional (PAN), los organizadores, entre quienes se encuentran los dirigentes de casi todas las cámaras y agrupaciones empresariales –AMAC, Canaco, Coparmex, Canacintra, CMIC, Canacar, Canirac y Desarrollo Económico–, buscaron con sus discursos quitar sesgos partidistas al movimiento.

“Quiero hacer una aclaración para que lo escuchen todos: este es un movimiento apolítico. No traemos ninguna bandera política, es un movimiento ciudadano y de empresarios”, dijo Walter Centeno.

La tarima de un camión de carga sirvió de improvisado escenario a la entrada del parque El Chamizal, en la calle Costa Rica.

Durante la manifestación en la que participaron militantes, liderazgos y dirigentes del PAN y del Movimiento Ciudadano, integrantes del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) buscaron subir al escenario para manifestar que al menos tres senadores del movimiento progresista respaldan a los juarenses en su petición.

Juan Carlos Loera de la Rosa, secretario de los Mexicanos en el Exterior y Política Internacional de Morena, exhibió un documento firmado por la senadora Layda Sansores San Román, que supuestamente también es respaldado por David Monreal y Ana Guevara, pero no se le permitió el uso de la palabra.

“No es partidista, es político porque hablamos de leyes que están haciendo los legisladores que emanan de partidos, yo creo que no quisieron dejarnos participar porque la carta dice que les pagan a los trabajadores sueldos de 750 pesos semanales”, dijo Loera.

Pero la respuesta a su petición fue simple: “No queremos políticos, no políticos”.

Y es que en su intento por despolitizar la manifestación y evitar confrontaciones con los integrantes de Morena y hasta con un hombre que se identificó como militante del PRI que pedía “no dividir a Juárez con partidos políticos”, los organizadores apresuraron el evento con discursos escuetos de sus líderes.

Sólo Gabriel Cantú, empresario afiliado a la Canaco, dijo que la petición de que no se aumente el IVA en la frontera sólo ha sido respaldada por diputados del PAN y de Movimiento Ciudadano, por los del PRI votaron a favor y los del PRD les dieron la espalda “porque ya estaba todo arreglado, todo vendido”.

‘No se vale’

La presidenta de la Asociación de Maquiladoras Asociación Civil (AMAC), Claudia Troitiño López, dijo que evitaron ir al Puente Libre para no poner en riesgo la integridad de los trabajadores. El sábado pasado, militantes panistas querían subir al cruce en la primera manifestación.

“No queremos hacer ningún desmán a la ciudad, es una marcha pacífica”, dijo Troitiño.

En el discurso que dirigió, entre quienes se encontraban trabajadores de Lear Corporation, Osram Sylvania y South Shore, Troitiño López aseguró que la Reforma Fiscal pone en riesgo los empleos de los trabajadores de la industria maquiladora, porque saca de competitividad a las empresas.

Les explicó que mientras que países como Honduras, Venezuela y China no cobran o tienen impuestos más bajos, aquí, donde hay 228 mil trabajadores del ramo, buscan gravarlos con tasas muy altas.

También les dijo que el seguro de desempleo que el Gobierno federal busca implementar lo dará “a los güevones que no trabajan” y para ello usará un porcentaje del fondo de la vivienda que se conforma con sus aportaciones y las de los patrones.

“¡No se vale! Por 40 años la industria maquiladora ha demostrado que es una industria confiable, que somos responsables, que le pagamos a los trabajadores, cada semana tienen su salario, muchos nos satanizan que pagamos poquito, que no les damos beneficios y les quiero preguntar a los empresarios nacionales del sur del país si tienen los salarios y las prestaciones que les damos aquí”, dijo.

“Los que vienen del sur lo saben, por qué se vinieron para acá, compañeros, porque necesitan trabajar”.

Cristina Cunningham, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), pidió a los participantes continuar la lucha, pero desde una perspectiva ciudadana y sus respectivas posibilidades porque, recordó, “Ciudad Juárez se recupera de una guerra que no pidió”.

“Hay que seguir luchando como podamos, hay que manifestarse para que vean que esta ciudad no se vuelve a dejar, no vamos a agachar la cabeza, Juárez no vuelve a agachar la cabeza”, pronunció.

El evento que tuvo una duración de unos 90 minutos, concluyó con la quema de cuatro piñatas que llevaban una hoja con una fotografía del rostro de los diputados del PRI por Juárez, Adriana Fuentes Téllez, Ignacio Duarte Murillo y Luis Murguía Lardizábal, y otra del secretario federal de Hacienda, Luis Videgaray, que ardieron hasta que se extinguieron, aunque los manifestantes se retiraron de inmediato.