viernes, 25 de octubre de 2013

Disminuye el Banco de México tasa de referencia de créditos a 3.5%

FUENTE: LA JORNADA.
AUTOR: ROBERTO GONZÁLEZ AMADOR.

Los indicadores sugieren una incipiente recuperación en el tercer trimestre del año, señaló el BdeM.

México, DF. El Banco de México anunció este viernes una reducción de un cuarto de punto en la tasa de referencia de créditos, para situarla en 3.50 por ciento, informó el banco central.

La actividad económica en México registró una fuerte desaceleración en el primer trimestre y una contracción en el segundo, dijo.

La reducción de la tasa de referencia del banco central tiene entre sus efectos inducir un aumento a la actividad económica al reducir el costo del financiamiento para empresa y personas, según analistas.

En un comunicado esta mañana, el banco central dijo que algunos indicadores sugieren que la economía comenzó a mostrar una incipiente recuperación en el tercer trimestre del año, planteó.

Lo anterior refleja que algunos de los choques adversos que se manifestaron a partir de la segunda mitad de 2012 aparentemente han empezado a diluirse. "A pesar de lo anterior, prevalece un considerable grado de holgura en el mercado laboral y en la economía en su conjunto".

En tanto, la inflación general en la primera quincena de octubre fue 3.27 por ciento, con lo cual se ha ubicado por debajo de 3.5 por ciento desde julio de 2013.

Anticipó que en 2013 y 2014 no habrá presiones inflacionarias provenientes por el lado de la demanda y que el efecto sobre la inflación de los cambios impositivos, que se discuten en el Congreso, sea moderado y transitorio, y que no dé lugar a efectos de segundo orden.

"Así, se estima una trayectoria para la inflación general anual convergente a la meta permanente en el mediano plazo. Por lo que se refiere a los riesgos para la inflación, en el corto plazo la posibilidad de que la recuperación de la actividad económica en México resulte menor a la anticipada podría provocar presiones a la baja. Adicionalmente, en el mediano plazo, avances en el proceso de reformas estructurales podrían permitir un mayor crecimiento con menor inflación", consideró.

En cuanto a los riesgos al alza, ante un episodio de elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales, no puede descartarse la posibilidad de un ajuste cambiario. En dado caso, como se ha señalado, se esperaría un traspaso reducido de la variación del tipo de cambio a la inflación. En suma, se considera que el balance de riesgos para la inflación en el horizonte en que tiene efecto la política monetaria ha mejorado.

Teniendo en consideración el entorno descrito, la Junta de Gobierno del banco central decidió disminuir el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base ( un cuarto de punto) para ubicarlo en 3.50 por ciento.

"Tomando en cuenta la política fiscal prevista, la Junta estima que la postura monetaria es congruente con la convergencia eficiente de la inflación a la meta de 3 por ciento, pero considera que no serán recomendables reducciones adicionales al objetivo para la tasa de interés de referencia en el futuro previsible".

En todo caso, añadió, la Junta se mantendrá atenta a que los cambios de precios relativos derivados de las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación. Asimismo, dijo, se mantendrá vigilante a las implicaciones que sobre las previsiones para la inflación tengan la evolución de la actividad económica y la postura monetaria relativa de México frente a Estados Unidos, entre otros factores, con el fin de estar en condiciones de alcanzar la meta de inflación señalada.