martes, 22 de octubre de 2013

Con acento madrileño

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: PENILEY RAMÍREZ.

Los consejeros de Pemex-Mexichem son españoles y su operación se realizaría desde el país ibérico

La sociedad Pemex-Mexichem que opera ya en el complejo petroquímico Pajaritos tiene acento español.

El porcentaje minoritario que tendrá la paraestatal en el negocio con la compañía de Antonio del Valle no estará sujeto a los controles de auditoría y presupuesto que tienen las subsidiarias de Pemex, porque su operación será operada desde España.

Los consejeros de esta compañía son españoles, no tienen el perfil para una empresa petrolera ni fueron elegidos bajo ningún control democrático mexicano.

El 29 de abril de este año el Registro Mercantil de ese país acuñó el inicio de operaciones de la empresa PPQ Cadena Productiva, S.L., una más del enjambre de filiales no paraestatales que Pemex ha colocado alrededor del mundo desde 1988.

La nueva compañía inició con un capital de 3 mil 100 euros (54 mil 800 pesos al tipo de cambio actual). Tiene sus oficinas en el distrito financiero de Madrid, en la Torre Picasso, a unos pasos del estadio de futbol Santiago Bernabeu, sede del equipo Real Madrid.

Comparte oficinas con PMI Field Management Resources y Mex Gas Cogeneración, dos filiales más registradas entre diciembre de 2011 y julio de este año.

PMI Field Management Resources es la concentradora de empresas que se crearían para cada uno de los contratos integrales autorizados en la reforma energética de 2008.

El objeto de PPQ Cadena Productiva es muy similar al de las otras dos compañías, radicadas en la misma oficina de la Torre Picasso: gestionar y administrar valores de empresas españolas y extranjeras, así como colocar las ganancias de esas compañías.

Pero no gestionará una gran cantidad de empresas, sino la cadena productiva cloro-sosa-etileno-cloruro de vinilo que se realizará en Pajaritos, en sociedad de Mexichem.

Hasta ahora el único socio de la nueva compañía española es PMI Holdings, B.V., creada en Holanda en 1988 como una de las primeras controladoras de Pemex Internacional (PMI) para comercializar los productos de la petrolera fuera de México.

El joven director y su súper secretario

Los consejeros que tomarán las decisiones en esta nueva compañía no se consideran funcionarios públicos, no están sujetos a la ley de servidores ni serían investigados en esa calidad, en caso de que PPQ Cadena Productiva tenga pérdidas que afecten a Pemex.

El Registro Mercantil de España los menciona como nombrados entre el 17 y el 30 de mayo. La mayoría son españoles.

El presidente de la compañía según este registro oficial es un joven con poca experiencia en transacciones internacionales: Jorge Valadez Montoya, quien ha sido nombrado en siete puestos en consejos de administración distintos en España, todos relacionados con PMI, entre junio del año pasado y mayo de este año.

Valadez funge como apoderado solidario de PMI Holdings Petróleos España y como presidente, apoderado y consejero de PMI Field Management Resources.

Justo antes de obtener estos puestos directivos, este abogado vivía en Minatitlán, al sur de Veracruz, donde obtuvo en marzo de 2010 el permiso para operar la notaría pública número 26.

Como estudiante en la Universidad Iberoamericana trabajó durante tres años en el despacho Gaxiola, Robina y Asociados, según una entrevista que concedió en junio de 2010 a la revista Encuentro, en Coatzacoalcos.

Fue representante en México del despacho de abogados Squire, Sanders & Dempsey, con casa matriz en Houston, Texas, donde trabajó durante cuatro años.

Como cargo público, fungió como coordinador de asuntos legales en Pemex Gas y Petroquímica Básica.

De estos puestos menores saltó como representante en España de dos de las filiales que controlarán los nuevos tipos de contratos operados por Pemex.

El secretario de la nueva compañía de Pemex en Madrid es Íñigo Bastarreche Sagüés, un abogado especialista en derecho mercantil, socio del despacho Garrigues, la firma legal más grande y con mayores ingresos de Europa continental.

Bastarrache funge en la nueva filial de PMI como secretario no consejero. Sus campos de especialidad son las fusiones, adquisiciones y contratos de riesgo compartido entre empresas.

Es experto en las diligencias previas a la compra de empresas públicas o privadas, de acuerdo con su perfil en el sitio público del despacho.

“De forma regular su actividad profesional se centra básicamente en el asesoramiento mercantil de sociedades pertenecientes a grupos multinacionales asentados en España”, especifica el perfil.

Más consejeros españoles

Al momento de asentar PPQ Cadena Productiva ante el Registro Mercantil español, la empresa tenía únicamente tres consejeros.

Además del joven veracruzano y su secretario español estaban Luis Alberto Mañas Anton y Rosa Calvo Zugarramurdi.

Mañas fue compañero de escuela durante cuatro años del exdirector de Pemex, Juan José Suárez Coppel: ambos estudiaron el doctorado en Economía en la Universidad de Chicago entre 1982 y 1986.

A su salida del doctorado, Mañas ingresó a la petrolera española Repsol, donde trabajó durante los siguientes 20 años, hasta marzo de 2007.

En octubre de 2011 Suárez Coppel fue cuestionado por su cercanía con Mañas, su amigo y quien había fungido como director de finanzas de la petrolera española.

Durante una comparecencia en la Cámara de Diputados le cuestionaron sobre la adquisición de una mayor participación accionaria en Repsol en coordinación con la constructora Sacyr.

Actualmente Mañas es consejero de la financiera Arbitrage Capital Sicav y consejero delegado de Arca Select Sicav, compañía especializada en mediación financiera.

También funge como único socio de Noroil, una empresa dedicada a la comercialización de aceite.

En octubre de 2011 la columna Capitanes, del diario Reforma, aseguró que cuando Agustín Carstens era secretario de Hacienda, Mañas lo había asesorado en la elaboración de los modelos de contratos incentivados que licitó Pemex en tres campos maduros.

La otra consejera que apareció en el acta de creación de la nueva subsidiaria es Rosa María Calvo Zugarramurdi, una empresaria radicada en Pamplona, provincia de Navarra, especialista en asesoría de proyectos, inteligencia de mercado y relaciones internacionales.

En 2006 Calvo fundó para este propósito en Madrid la compañía Prisma Internacional, que luego cambió su nombre a Inmuebles Cardoso, según registros públicos españoles.

Entre 2008 y 2011 aumentó el número de empresas, aunque todas fueron radicadas en la misma dirección en Pamplona y con objetos casi idénticos.

Calvo, registrada ante el fisco español como una empresaria individual especializada en producción de energía de fuentes no basadas en hidrocarburos, fundó en ese periodo RC Group for International Projects Management & Services, Erdera Gestion de Servicios Globales y Grupo BMR Servicios Globales.

De estos trabajos de consultor para proyectos empresariales se convirtió en unos meses en consejera de PPQ Cadena Productiva y en apoderada de PMI Field Management Resources, Pemex Internacional España y PMI Holdings Petróleos España.

La apoderada que fue integrada en el segundo mes de operaciones de estas tres filiales no paraestatales de Pemex, tiene una relación aún menor con la industria energética.

María José Llop Pomares es administradora de Baam Europe una prestadora de servicios de redacción, traducción e interpretación para empresas y sociedades.

La empresa sólo tiene registrados dos empleados, incluyéndola.

De este puesto menor, sin que ningún funcionario en México diera cuenta del motivo de esta decisión, se convirtió en apoderada de estas filiales de PMI en España.