lunes, 28 de octubre de 2013

Atribuyen a Los Templarios ataques en Michoacán; refuerzan instalaciones de CFE y Pemex

FUENTE: PROCESO.

MÉXICO, D. F. (apro).- Los ataques perpetrados contra guardias comunitarias y subestaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) del pasado fin de semana en Apatzingán, Michoacán, fueron perpetradas por el grupo criminal de Los Caballeros Templarios.

En lo anterior coincidieron la diputada Selene Vázquez Alatorre, presidenta de la Comisión de Justicia del Congreso michoacano, y el dirigente de la guardia comunitaria de la región Tierra Caliente, Hipólito Mora.

De acuerdo con la diputada Selene Vázquez, los ataques en Apatzingán sólo confirman que Michoacán está gobernado por Los Caballeros Templarios, lo que representa un claro desafío al Estado.

En entrevista con Carmen Aristegui, la legisladora señaló que quienes gobiernan en Michoacán son Los Templarios, y eso, apuntó, no puede seguir siendo. No obstante, agregó, advierte que nadie reacciona ante el crimen organizado, pero sí contra la población, y es tiempo ya, dijo, “de que dejen de simular”.

Vázquez Alatorre recordó que el ataque del pasado fin de semana contra las subestaciones de la CFE inició a partir de las 11 de la noche, como reacción a lo ocurrido en Apatzingán un día antes, y a consecuencia de ello aún hay zonas sin servicio de luz.

Por separado, el dirigente de la guardia comunitaria de la región Tierra caliente de Michoacán, Hipólito Mora, señaló que los ataques contra las subestaciones fueron perpetradas por el crimen organizado, y aseguró que se trata de una estrategia de intimidación para lograr el desarme de las autodefensas.

En entrevista con Grupo Fórmula, Mora acusó a Los Caballeros Templarios de mantener acciones de ataque contra las autodefensas de La Ruana.

“El problema son Los Templarios, que siguen atacando, siguen molestándonos, no se resignan a dejarnos en libertad”, declaró el líder comunitario.

Los Caballeros Templarios, subrayó, “buscan intimidar al gobierno, porque aunque no sea cierto ellos creen que el gobierno nos está apoyando a nosotros”.

Sobre el ataque que sufrieron el sábado 26 las guardias comunitarias y grupos de autodefensa de Michoacán, José Manuel Mireles, líder del Consejo Ciudadano de Autodefensa de Tepalcatepec, manifestó que en medio de las negociaciones para encontrar una salida al conflicto en la región, un general del Ejército los instó a acudir a Apatzingán con la condición de ir desarmados, sin embargo, dijo, al llegar al lugar detectaron francotiradores en la Catedral y en el Palacio Municipal, quienes les dispararon.

Esta mañana, en entrevista con Aristegui, el integrante de las guardias comunitarias informó que después de dos semanas de guardar silencio tomó la determinación de criticar “la ineptitud de los niveles de gobierno” ante las ejecuciones de amigos y familiares.

Mireles señaló que un comandante de la 43 zona militar de Apatzingán le pidió guardar silencio sobre lo que pasa en la región y le pidió no entrar armados, sin embargo, apuntó, mucha gente salía a las calles y detectaron la presencia de francotiradores en el Palacio Municipal y en torres como la de la Catedral, por lo que permitieron el paso a gente que los abasteció de armas para defenderse.

“A nosotros sí nos desarman, pero no a los criminales que usan granadas de guerra, rifles… nosotros no usamos armas porque creímos en las palabras del comandante que resguarda la zona”, refirió.

Mireles consideró que su consejo de autodefensas y comunitarios son los más aceptados, e informó que son ciudadanos civiles que no tienen necesidad de atacar delincuentes.

“Nosotros vamos a hacer una marcha-manifestación (el sábado 26), un mitin para la gente que nos ha estado pidiendo apoyo para expulsar al crimen organizado de Apatzingán, se iban a hacer cargo ellos de la seguridad, nosotros íbamos a estar de apoyo, este señor nos dijo que nadie nos iba a agredir, yo le dije: ‘ok, señor vamos a dejar nuestras camionetas con armas en los lugares donde estamos instalados, pero si alguien nos arremete vamos a mandar por ellas y quiero que nos permita defendernos’”, dijo.

Afirmó que el comandante militar le aseguró que nadie los atacaría, pero después de un gran recorrido y antes de llegar a la glorieta de Lázaro Cárdenas, un colaborador le informó que había francotiradores arriba de la Presidencia Municipal, de la Catedral y junto al hotel principal de la Plaza.

“Inmediatamente le dije a un comandante que estaba ahí en la glorieta de Lázaro Cárdenas: ‘señor, me están avisando que hay francotiradores’, y el comandante dice: ‘usted no se preocupe, es gente de nosotros’. Me invitaron a dar una conferencia por radio y cinco segundos después de que concluí tronaron las primeras granadas contra nuestra gente, no había generales ni había militares en la plaza acompañándolos”, comentó.

Refuerzan instalaciones de CFE y Pemex

Tras los atentados, el gobierno federal anunció este lunes el reforzamiento de las medidas de seguridad en instalaciones de la CFE y de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Michoacán.

El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, dijo que lo ocurrido el domingo pasado son “actos absolutamente reprobables porque atentan contra el patrimonio público de la empresa y afectan al servicio de miles de usuarios del estado de Michoacán”.

Hasta el momento las autoridades correspondientes se encuentran haciendo las indagatorias que permitan conocer a detalle lo sucedido a fin de tomar las acciones necesarias, apuntó.

“Ya presentó CFE las denuncias correspondientes y están en marcha las investigaciones”, sin embargo, la identidad del grupo que perpetró estas acciones será definida por las autoridades que se encuentran trabajando en el caso”, subrayó Joaquín Coldwell.

En tanto, la PGR inició seis averiguaciones previas por los ataques con armas de fuego y explosivos a igual número de subestaciones de la CFE que se registraron la madrugada de ayer en Michoacán.

Las indagatorias se iniciaron por los ataques a las subestaciones en los municipios de Zamora, Morelia, Uruapan, Apatzingán, La Piedad y Zitácuaro, provocando que miles de familias se quedaran sin servicio de energía eléctrica.

Además, la PGR tomó conocimiento de tres ataques más contra instalaciones de la CFE en Michoacán, uno por daños al portón de la subestación ubicada en la alcaldía de Maravatío, otro por un incendio menor en una planta de Ciudad Hidalgo y el tercero por bajar el interruptor de la subestación en Tuxpan, cortando así el fluido eléctrico en dicha alcaldía.

Fuentes de la dependencia señalaron que las averiguaciones previas en todos los casos se iniciaron por los delitos de daños en propiedad ajena y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego, así como por el ilícito de sabotaje en el caso de Zitácuaro.

Los primeros peritajes indican que en el caso de Zamora, Morelia, Uruapan y La Piedad, los ataques se cometieron con disparos de armas largas contra los transformadores, mientras que en Apatzingán y Zitácuaro se registró el uso de explosivos o granadas para causar daños.

En todos los puntos ya hay presencia de peritos y de agentes del Ministerio Público Federal, así como de elementos de la Policía Federal Ministerial para dar continuidad a las investigaciones y así poder dar con los presuntos responsables.