lunes, 9 de septiembre de 2013

PAN busca “regularizar” protestas en la ciudad de México… otra vez

FUENTE: REVOLUCIÓN 3.0

(07 de septiembre, 2013).- En un nuevo intento por regularizar las marchas en la Ciudad de México, este día el Partido Acción Nacional (PAN) realizó un volanteo en la delegación Benito Juárez -la cual es gobernada por un panista- para recabar firmas “para poner fin a las manifestaciones que se desarrollan en la capital del país”.

“Con el fin de dar voz a las mayorías silenciosas afectadas por los bloqueos y manifestaciones [realizamos un volanteo] para expresar [el] rechazo a las marchas que han afectado a la ciudad y exigir al gobierno regular estas manifestaciones cuanto antes”, informaron los diputados y senadores en el cruce de Insurgentes y Félix Cuevas.

Sin embargo, no es la primera vez que los partidos Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista (PVEM) y Revolucionario Institucional (PRI), proponer opacar las manifestaciones en la ciudad de México, donde se encuentran los tres poderes de la Unión, en donde se congregan las principales manifestaciones provenientes del todo el país.

Tan sólo en las pasadas elecciones, la candidata del PAN al gobierno capitalino, Isabel Miranda, recomendó que “todas las manifestaciones se realizaran en el Estadio Azteca para recudir las afectaciones viales”, ante el cuestionamiento de un estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), de que las marchas eran un derecho a manifestarse.

En ese mismo contexto electoral, la ex candidata del PRI a la jefatura del Distrito Federal, Beatriz Paredes, dijo que era necesario intentar un acuerdo entre todas las fuerzas políticas y sociales, garantizándoles que tendrán difusión sus planteamientos, que contarán con espacios para que la gente se entere de sus demandas para que haya un dislocamiento de la ciudad”.

Durante el volanteo, el presidente del PAN en la ciudad de México, Mauricio Tabe, aseguró que “eran para poner un alto a los grupos vandálicos que buscan imponer con violencia sus demandas”, pero aseguró que su intención no es “derramar sangre”, sino sólo detener a las personas “que bloquen las calles”.