martes, 17 de septiembre de 2013

¿No hubo violación a Derechos Humanos en el desalojo a la CNTE? Las evidencias dicen que sí

FUENTE: REVOLUCIÓN TRES PUNTO CERO.
AUTOR: ALINA ROSAS DUARTE.

La noche del 13 de septiembre, las imágenes hablaban por sí solas: las tanquetas, los toletes, las persecuciones, los golpes, todos eran parte de una misma historia: el desalojo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) del Zócalo.

Sin embargo, pocas horas después, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo a la ciudadanía que éste fue pacífico y con respeto a los Derechos Humanos. Conforme pasa el tiempo, el discurso gubernamental, va quedando vacío.

A través de las redes sociales se han ido evidenciando los atropellos que se cometieron contra la ciudadanía, no sólo contra los maestros, como el caso de Andrea, estudiante del Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETIS) -en el video ella lo indica- quien fue “manoseada” por la Policía Federal al momento del desalojo y minutos después puesta en libertad.

En otro video difundido, se muestra cómo un fotógrafo es encapsulado por la Policía Federal y golpeado evitando que los medios de comunicación cercanos puedan grabar la evidencia de la brutalidad del acto, sin percatarse que desde el techo de uno de los edificios, alguien documentó toda la escena.

Adrían Ramírez, abogado de la Liga Mexicana de Derechos Humanos (LIMEDDHH) comentó para REVOLUCIÓN TRESPUNTOCERO que lo que se cometió contra este individuo no fue abuso de autoridad, fue tortura, ya que en lugar de concretarse a detenerlo por algún acto ilícito, se procedió a aplicar un castigo de suma violencia y brutalidad.

Hasta el momento no se cuenta con un número definitivo de violaciones a Derechos Humanos cometidas el pasado viernes 13 de septiembre, ya que –señaló Ramírez- se espera que por voluntad propia, los afectados acudan a presentar denuncia, ya que muchos no lo han hecho después de que fueron trasladados al Centro de Mando de la Policía Federal o en uno de los casos a la Procuraduría General de la República en Azcapotzalco.