jueves, 19 de septiembre de 2013

Más del 30% del territorio en manos de 285 empresas

FUENTE: REVOLUCIÓN TRES PUNTO CERO.
AUTOR: NATALIA ANTEZANA BOSQUES.

El senador del Partido de la Revolución Democrática, Alejandro Encinas, junto con las senadoras Layda Sansores y Dolores Padierna, de Movimiento Ciudadano y PRD, presentaron este 19 de septiembre una iniciativa de ley minera a petición de diferentes organizaciones de la sociedad civil y comunidades indígenas.

Encinas informó, de acuerdo con un estudio que realizó el Congreso, que el 30 por cuento del territorio mexicano esta concesionado a empresas mineras. También señaló que hasta diciembre de 2012 existían 850 proyectos mineros en manos de 285 empresas, que en su mayoría son canadienses, sumado a esto, dichas minas son de tajo a cielo abierto, el sistema más contaminante.

“Estas empresas prácticamente no pagan regalías sobre los recursos de la nación”, aseguró el senador y a la vez explicó que México se encuentra muy por debajo de países como Botswana, Malí, Madagascar, Indonesia y Colombia, en prácticas mineras con procesos legales.

Así pues, indicó que la ley busca mejores normas y procesos más sustentables, además de que la actividad minera deje de estar por encima de otras actividades.

En la propuesta de ley “se establece la participación vinculante de la población sobre toda la decisión reconociendo los derechos de los pueblos originarios y las comunidades de participar en la reflexión y decisión de estas concesiones y desarrollo de estos proyectos”, dijo el senador en el pleno de la Cámara Alta.

En dicha iniciativa existe un capítulo sobre derechos de los pueblos indígenas y su uso preferencial del territorio y recursos naturales frente a las actividades mineras. Además, se separan las concesiones de exploración de las de explotación y beneficio minero. Sumado a esto, se establecen límites que norman cuándo se puede entregar una concesión y en qué condiciones.

También se anulan las cláusulas existentes de confidencialidad, por las que se oculta información que deben entregar las empresas al Estado mexicano y se establecen regímenes diferenciales para la minería artesanal de lo que corresponde a la pequeña, mediana y gran minería.

Aunado a esto, con esta ley se pretende fortalecer el sistema de infracciones durante la operación de las mineras y se introduce el cobro de regalías por el valor de lo producido a boca de mina y no por el ingreso reportado por las empresas.

Por ende, se elimina la protección por reserva fiscal a la información sobre los impuestos que contribuyen las mineras al disco y, para concluir, se fortalecen los mecanismos preventivos y las sanciones de las eventuales violaciones a la ley.

Cuando el senador finalizó su propuesta en el pleno, los aplausos tímidos, pero muchos, resonaron en la Cámara y se turnó la iniciativa a comisión, a la espera de ser revisada.