martes, 17 de septiembre de 2013

“Los diputados de la asamblea legislativa son basura, por apoyar a la basura de los maestros”

FUENTE: REVOLUCIÓN TRES PUNTO CERO.

El viernes 13 de septiembre, durante el desalojo de los maestros de la Coordinadora Nacional de la Educación (CNTE), el diputado por la fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo y médico Rodolfo Ondarza Rovir fue detenido por la Policía Federal. Justo a media cuadra de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, cuando regresaba junto con tres de sus colaboradores del Zócalo capitalino luego de haber realizado un recorrido y con el afán de documentar fotográficamente lo acontecido en el operativo comandado por el comisionado Nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb.

El identificarse como legislador local no lo libró de recibir toletazos y “múltiples patadas en diferentes partes del cuerpo”, tampoco a sus colaboradores, sino por el contrario, uno de los federales le retó: “Los diputados de la ALDF son basura, por apoyar a la basura de los maestros es porque estamos aquí, no sabes quién soy y lo que te puedo hacer así que mejor cállate”, señala el boletín de prensa fechado el 16 de septiembre y firmado por Ondarza Rovira.

Otro oficial le decía: “Vamos a traer acá las armas largas que traías, te vamos a buscar bien y seguro te encontramos droga”, y alguno más: “Tu comportamiento es de alguien que está tomado y drogado, y te podemos desaparecer”. Todo fue filmado por teléfonos celulares y iPad por otros policías.

El también presidente de la Comisión de Salud y Asistencia Social de la ALDF señala, en el mismo documento, que durante su detención perdió contacto con sus colaboradores al ser trasladado a la parte trasera de la “doble cabina de la patrulla 15169”, privado de su libertad por cerca de una hora, “sin explicarme la razón, los policías federales cortaron el cincho, a pesar de que mucho tiempo antes se los había pedido por el dolor que ocasionaba la pérdida de circulación sanguínea de mis manos, y por la ilegalidad en que incurrían al atarme de esa manera”.

Fue hasta entonces que le dijeron que se podía ir. Al reclamar sus dispositivos, celulares y equipo fotográfico, los policías negaron tenerlos, y fue hasta que se les advirtió que podían rastrearlos vía GPS que fueron devueltos.

Rodolfo Ondarza y sus colaboradores fueron revisados pericialemnte por el equipo médico de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), también rindieron su declaración ante este órgano. El diputado demanda “una investigación exhaustiva e imparcial de las violaciones a los derechos humanos, incluyendo el uso excesivo de la fuerza, tortura, malos tratos y detenciones arbitrarias. Pues, aseguró, no se puede defender la ley, violándola.

Asimismo, exige a la Secretaría de Gobernación y al comisionado Nacional de Seguridad que se proceda ante tal solicitud de acuerdo a la ley.