viernes, 27 de septiembre de 2013

Las normas no son negociables, la comparecencia de Emilio Chuayffet‏‎

FUENTE: REVOLUCIÓN TRES PUNTO CERO.
AUTOR: OSWALDO VARILLAS MUÑOZ.

(26 de septiembre, 2013).- El desarrollo de la comparecencia del titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor, que tuvo lugar en el Palacio Legislativo de San Lázaro, fue aprobado por las comisiones unidas de Educación Pública y Servicios Educativos, Cultura y Cinematografía.

El funcionario resaltó los objetivos de la Reforma Educativa y los sintetizó en seis puntos principales: 1) la obligación del Estado de garantizar la inclusión de todos a una educación de calidad; 2) la creación de un servicio profesional docente; 3) la operación de un sistema nacional de evaluación para la educación; 4) la instrucción de un sistema de información y gestión educativas; 5) la autonomía de gestión en las escuelas; 6) la ampliación de escuelas de tiempo completo con el otorgamiento de alimentos que favorezcan la salud de los alumnos.

Para el secretario, las iniciativas de la Reforma son resultado del Pacto por México y no rompen con la tradición sino que pretenden reconocer el bagaje histórico sin anclarse en el pasado. Señaló también que el jueves 26 de septiembre inicia el censo que servirá de base para el servicio de información y gestión educativas. Para Emilio Chuayffet, los supervisores son el sistema nervioso de la educación y por tanto es necesario articular e interrelacionar a los supervisores con el Estado.

Resaltó que el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos (INEA) ha orientado sus actividades dentro del Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre. En dicho contexto de integración señaló que el INEA prepara un ambicioso programa de cinco años para que a partir del año 2014 se inicie una gran campaña nacional de alfabetización.

Insistió en dar a conocer parcialmente el programa piloto del Programa Mexicano de Formación Dual, con el que se pretende vincular teoría y práctica, integrando al estudiante en el sistema productivo; recalcó que la participación de organizaciones empresariales será un motivo central para vincular la educación con el sistema productivo, aunque nunca ejemplificó qué corporaciones se incorporarán a la gestión educativa.

El titular de la SEP enfatizó que no hay marcha atrás con la Reforma e insistió en que el Estado recuperará de los poderes fácticos la rectoría en materia educativa. Informó que todas las autoridades educativas locales, en cada entidad, están obligadas a cumplir, sin excepción alguna, las nuevas leyes vigentes. Sentenció también que las normas no son negociables y que aquellos que se oponen serán siempre esclavos de la necesidad.

En relación con la ronda de preguntas, los cuestionamientos más relevantes provinieron del diputado oaxaqueño por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) Roberto López Rosado, quien reclamó que no se permite la participación de los actores principales en las decisiones federales, a lo que el funcionario Emilio Chuayffet respondió que “la ley es la expresión de la voluntad general” e insistió en que Rousseau nunca dijo que la ley fuera la expresión del consenso y que, además, la mayoría es quien hace las leyes. Finalmente, el titular de la SEP afirmó que la política no se hace sobre la ley sino a partir de la ley.