miércoles, 25 de septiembre de 2013

Las bases mandan

FUENTE: REPORTE INDIGO.
AUTOR: ADRIANA AMEZCUA.

Los maestros que definieron continuar con su ‘protesta masiva’ desconocen a sus líderes y formarán un Frente Único de Lucha Nacional.
"No tenemos nada en las manos para regresar a Oaxaca”.

Así explica el profesor Eliel Román, del sector Mihautlán, de la Sección 22 de la CNTE, la decisión de los maestros de proseguir sus protestas de forma masiva e indefinida en la Ciudad de México.

Las consultas a las bases magisteriales ponen de manifiesto que “quienes mandan aquí son las bases, no son los dirigentes”, dice a Reporte Indigo.

Dentro del llamado magisterio disidente hay, a su vez, miles de maestros disidentes que rebasan a sus dirigencias.

La prueba es que la madrugada de este martes impusieron su mayoría por lo que, confirma Román, “vamos a aguantar acá”.

Y tal resolución se está replicando en más entidades federativas.

De los 10 mil 738 profesores consultados, 6 mil 877 decidieron continuar una protesta masiva en la capital. El resto, 3 mil 712, se pronunciaron por una protesta representativa, con la que el grueso de los manifestantes podría haber retornando a sus comunidades de origen.

Por la borda se fue el ansiado deseo de las autoridades, sectores empresariales y varios ciudadanos, entre otros, que han manifestado su hartazgo por las protestas, los bloqueos y las severas afecciones viales y económicas provocadas por el magisterio.

Pese a que la dirigencia de la 22 “bajó el resolutivo” pactado el pasado 19 de septiembre –con representantes de la Secretaría de Gobernación, el gobierno de Oaxaca y el SNTE– respecto a retornar a las aulas de ese estado a cambio de ciertas demandas, los profesores concluyeron que el documento aterrizado como parte de la solución del conflicto magisterial proporcionaba respuestas “insuficientes y tampoco nada garantizadas”.

Los acuerdos esbozados no son suficientes sino cristalizan en hechos, sostiene otro maestro que opta por identificarse como un “compañero de la comunidad de San Agustín Loxicha”, también miembro de la 22.

Como sus colegas considera que las promesas hechas por las autoridades, federales y estatales, podrían nunca aterrizar.

Por ejemplo, dice que no les resuelve que digan se dará seguimiento a la desintegración de la sección 59 del SNTE que “al agarrar una escuela no es más que con la intención de crear problemas en las comunidades, que es lo que menos se quiere”.

En la reciente Asamblea Estatal de la CNTE se informó que hay 96 escuelas “tomadas” en Oaxaca. Dieciocho de ellas ya las retienen integrantes de la 59 y el resto está en control de padres de familias que simpatizan con la lucha de la CNTE y caminan con el movimiento magisterial.

El punto es evitar que “se vaya a colar la 59 y tome más escuelas”, explica y por ello es que, como parte de la mesa de negociación que ayer sostuvieron los líderes de la CNTE con funcionarios de la Segob, se planteó, entre otros temas, que el gobierno de Gabino Cué intervenga:

“Para que el Gobierno se haga responsable de esa situación y nos garantice que no va a haber más escuelas tomadas… ¿quién nos garantiza que no va a haber más escuelas tomadas por la 59?”, inquiere el maestro oaxaqueño.

2 de octubre: fecha clave

Emanada de las asambleas regionales se maneja como fecha tentativa para que dé inicio la huelga nacional el próximo 2 de octubre.

Ese día se ha informado de antemano tendrá lugar la segunda mega marcha en la agenda magisterial luego de que acontezca la que hoy está programada.

Este miércoles dos grandes contingentes de opositores partirán de las inmediaciones del Monumento de la Revolución y Televisa Chapultepec hacia la residencia oficial de Los Pinos, donde, de forma, insistirán en que el Ejecutivo federal derogue las reformas a los artículos 3 y 73 constitucionales. Y, de fondo, seguirán empujando sus demandas, con las únicas que podrían volver a las aulas que ayer cumplieron 27 días efectivos sin clases desde que inició el reciente periodo escolar .

En el Tercer Encuentro Magisterial Popular también “salió como fecha tentativa para que puedan estallar en huelga todos los sectores, tanto el estudiantil como el de diversas organizaciones sociales”.

Más aún. Del pasado paro de labores de 48 horas, al cual se sumaron escuelas preparatorias y facultades de distintas universidades en distintos estados de la República mexicana, se instrumentará otro paro nacional, pero esta vez de 72 horas: a partir de hoy y hasta el viernes próximo.

“El brigadeo”, como le denominan, de todas las organizaciones que hoy se han sumado a dar su apoyo a la lucha magisterial será fundamental en sus próximas acciones. “Será un parte aguas fundamental”, porque ante el repudio de unos y el júbilo de otros solo hay única certeza para los defeños: habrá protestas magisteriales por un buen rato.

Frente Único de Lucha Nacional, el objetivo

Las escuelas tomadas por padres están en resguardo de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) que ya se incorporó al Frente Único de Lucha (FUL), que es la estructura estatal de la cual se desprenda una versión más ampliada a nivel nacional: el Frente Único de Lucha Nacional.

Este frente es el próximo objetivo de gran alcance que la lucha magisterial de la CNTE, con la Sección 22 a la cabeza, tiene en la mira. Para echar andar las nuevas acciones este martes dio inicio “el brigadeo nacional”.

Unos dicen que el lunes en la noche y otros que ayer por la tarde, pero coinciden al indicar que una treintena de maestros ya partió hacia Veracruz. Se determinó trabajar “de manera urgente” en ese “estado en efervescencia” donde hace unos días tuvo lugar una inédita movilización magisterial. Las brigadas se plantean “impulsar e integrar a las secciones del país, empezando con un trabajo trilateral: Veracruz, Chiapas y Oaxaca” con la consigna de fortalecer, a toda costa, el movimiento magisterial. El próximo domingo partirán la siguiente brigada hacia estados del norte del país. Se pretende convencerlos de que, lo más pronto posible, se incorporen al mega plantón que ya se ratificó permanecerá de manera indefinida en el DF.

“Dentro de esta lucha de agitación nacional se van a estar haciendo constantes brigadeos en los estados emergentes”.

Les llaman así a las entidades federativas donde ya hay protestas significativas donde se estima se gesten las condiciones necesarias para llevar a cabo una huelga nacional.

En ese escenario no solo estaría participando el gremio magisterial como tal, sino diversas organizaciones sociales que se han ido sumando a esta causa en el último mes y con lo que “ya en forma se estaría planteando el Frente Único de Lucha Nacional”. Por ello ha resultado estratégico el cómo se han sumado actores del sector estudiantil y educativo que en las últimas marchas han reiterado su voluntad de combatir una “mal llamada reforma educativa” que, en su opinión, lacera los derechos de los trabajadores.

Aquí la Coordinadora insiste en esas cifras que danzan en torno a causas comunes: 250 mil organizaciones sociales; 25 estados movilizados que no solo luchan en contra de la reforma educativa sino que van contra todas las demás reformas que impulse el Gobierno Federal, como la hacendaria y la energética.